Una vacuna desarrollada en la Unión Europea se incorpora a la primera línea en la carrera internacional

Un científico limpia una muestra en el laboratorio en una imagen de archivo.
Un científico limpia una muestra en el laboratorio en una imagen de archivo.
Andrew Milligan/PA Wire/dpa

La segunda mitad del año estará marcada en la carrera internacional por la vacuna frente a la Covid-19 por el desarrollo de la fase III de los proyectos que van más avanzados, consistente en ensayos con grupos de miles de personas para testar de forma definitiva su eficacia.

Hasta cuatro proyectos ya están en este punto, el último de los ensayos clínicos, al que a finales de este mes se incorporará el de la farmacéutica estadounidense Moderna y el del laboratorio alemán Biontech, con la primera vacuna experimental desarrollada en la Unión Europea en incorporarse a este selecto grupo.

Número de vacunas en cada fase de desarrollo en todo el mundo.
Número de vacunas en cada fase de desarrollo en todo el mundo.
Henar de Pedro

Biontech ha firmado un acuerdo con el gigante farmacéutico Pfizer para la producción y distribución de su vacuna y el anuncio de los resultados positivos en las dos primeras fases de ensayos clínicos publicado esta semana ya ha tenido sus primeros efectos en el mercado.

Las acciones de la empresa alemana, cuya sede se encuentra en Maguncia, pero cotiza en Wall Street, se dispararon el pasado lunes y, este miércoles, ha publicado un comunicado conjunto con Pfizer informando de un acuerdo alcanzado con el Gobierno estadounidense para la venta de 100 millones de dosis de la vacuna por 1.950 millones de dólares.

Este acuerdo es una muestra de las negociaciones que se avecinan en los próximos meses, cuando el desarrollo de los distintos proyectos de vacuna vayan llegando a su fin y la competencia entre estados por hacerse con las primeras dosis vaya en aumento.

"Lo normal es que muchos países como EEUU y, es de esperar, que la Unión Europea, hayan hecho ya pre-orders o estén estableciendo contactos con las multinacionales farmacéuticas", declaró esta semana a 20minutosJavier López-Belmonte, vicepresidente de la farmacéutica española Rovi, que ha alcanzado un acuerdo para producir la vacuna del laboratorio estadounidense Moderna.

"Quiero pensar que nuestros gobernantes y las compañías farmacéuticas llegarán a acuerdos rápido para que los acuerdos burocráticos no sean el cuello de botella, sino que todo eso se haga antes de que haya una vacuna disponible", añadió López-Belmonte.

AstraZeneca y J&J la venderán a precio de coste

La competencia no será solo entre gobiernos por hacerse con suficientes dosis, sino también entre las compañías por colocar sus productos y una muestra de ello fue la intervención de representantes de cuatro grandes farmacéuticas que tuvo lugar el pasado martes en el Congreso de Estados Unidos.

AstraZeneca, que producirá la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford, y Johnson&Johnson se comprometieron a vender una parte importante del stock a precio de coste -sin obtener beneficios-, en una operación que generará convulsiones en el mercado, más aún teniendo en cuenta que Moderna y la propia Pfizer rechazaron tomar la misma medida altruista.

El jefe de negocio de Pfizer, John Young, dejó abierta la puerta a ciertas concesiones en el precio final de la vacuna, asegurando que el importe final será "consecuente con la emergencia de salud global que estamos afrontando" añadiendo que "una vacuna no sirve para nada si la gente no puede permitírsela".  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento