El juzgado de lo social número 7 de Alicante ha condenado a varias empresas, entre ellas, a la murciana Grupo Nicolás Mateos, a que abonen 34.000 euros a un trabajador cuyo despido ha sido declarado improcedente, según la resolución a la que ha tenido acceso Efe.

El acuerdo judicial señala que las empresas deberán abonar de forma solidaria a J.M.R. 14.800 euros como indemnización y 19.160 euros por los salarios de trámite.

El juez indica también que por economía procesal, "al estar estas mercantiles cerradas", declara extinguida la relación laboral que las unía con este trabajador.