Torra: "Esta mañana cinco demócratas serán juzgados en el TSJC"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra
RRF

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dado su apoyo a los miembros de la Mesa del Parlament del 2017 que serán juzgados a partir de este martes. "Esta mañana cinco demócratas serán juzgados en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por presunta desobediencia por no atender al Tribunal Constitucional y tramitar resoluciones a favor del procés. Todo el apoyo, Lluís Corominas, Ramona Barrufet, Lluís Guinó, Anna Simó i Mireia Boya", ha añadido a través de Twitter. 

La fiscalía les pide un año y ocho meses de inhabilitación para cargo público y una multa de 30.000 euros para cada uno. El juicio inicialmente se tenía que hacer al Tribunal Supremo y después se ha aplazado varias veces al TSJC.

Roger Torrent: "Solo faltaría que no pudiéramos hablar de esto"

"Somos víctimas de una causa general contra el independentismo", ha lamentado el presidente del Parlament, Roger Torrent, en declaraciones a los medios durante la concentración de apoyo a los exmiembros de la Mesa.

Ha asegurado que la situación que sufrió la Mesa de Forcadell también la está sufriendo la Mesa que él mismo capitanea cuando se defienden iniciativas parlamentarias que debaten sobre la autodeterminación o que cuestionan la monarquía: "Solo faltaría que no pudiéramos hablar de esto".

JxCat : "Serán juzgados por organizar un debate"

El portavoz de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, ha defendido a los exmiembros de la Mesa de la Cámara, ya que cree que "serán juzgados por haber dado voz y por haber organizado un debate sobre el derecho a la autodeterminación".

En declaraciones a los medios durante la concentración de apoyo, ha afirmado que "lo que hicieron respondía a una causa digna, al debate, al juego y a la expresión democrática", y que los diputados soberanistas actuales mantienen la voluntad de poder hablar sobre cualquier cosa en la Cámara catalana.

Pujol ha criticado que, según él, este juicio es una nueva muestra de cuál es la "fórmula de diálogo" que tiene el Estado, y ha insistido en que el independentismo no renunciará a sus objetivos.

La CUP: "Es una cuestión que no se puede normalizar"

El portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Edgar Fernández, ha sostenido que el juicio a exmiembros de la Mesa del Parlament es por permitir un debate en sede parlamentaria, y considera que esto "es una cuestión que no se puede normalizar".

En declaraciones a los medios a la entrada del TSJC, después de haber acompañado a los encausados, Fernández ha criticado que el objetivo de la represión es la renuncia: "Que nos quedemos en casa. Y ante este nuevo ataque y anomalía democrática, solo diremos que seguiremos".

Por último, ha querido mostrar su solidaridad con los encausados y ha recordado que la exdiputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel "también forma parte de esta causa por la cual está actualmente en el exilio".

Òmnium avisa de que el juicio pone "en riesgo la propia democracia"

El vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha explicado este martes que con el juicio a los exmiembros de la Mesa del Parlament se "está poniendo en riesgo la propia democracia".

"Lo único que hicieron es que un parlamento pudiera debatir absolutamente de todo", ha explicado en declaraciones a los periodistas durante la concentración de apoyo.

Ha criticado que en la causa esté personada la Fiscalía y la Abogacía del Estado (que representan al Ejecutivo central) "junto a la ultraderecha de Vox" y ha afirmado que la causa es una persecución contra la disidencia política, en concreto, contra el independentismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento