Presuntamente, el acusado cobró cheques falsos por valor de 2.000 euros
Presuntamente, el acusado cobró cheques falsos por valor de 2.000 euros. ARCHIVO ARCHIVO

La Fiscalía Superior de Andalucía pide cinco años de cárcel y una multa de 3.600 euros para un hombre de 48 años acusado de falsificar dos cheques para cobrar  2.000 euros.

Los hechos se remontan a octubre de 2001, cuando el acusado supuestamente robó a un trabajador identificado como J.G.M. un talonario de cheques que éste utilizaba para realizar operaciones económicas en nombre de su empresa.

Según la fiscalía, el acusado, "con ánimo de ilícito beneficio", rellenó uno de los cheques sustraídos por importe de 1.126 euros, y simuló la firma de J.G.M. para cobrarlo.

Un día después hizo lo mismo con otro cheque por importe de 874 euros, según el escrito del fiscal, y lo presentó en la misma sucursal, que pagó las cantidades solicitadas. Por ello, J.G.M. reclama también el pago de una indemnización por los perjuicios causados.

La Fiscalía atribuye al acusado un delito continuado de falsedad en documento mercantil y otro de estafa. El juicio está programado para el próximo 3 de diciembre en la Audiencia de Granada.