El Juzgado de Menores de Valladolid impuso al menor de 16 años acusado de agredir a una vecina de Medina del Campo (Valladolid) una condena consistente en la realización de 80 horas de trabajos en beneficio de la comunidad por un delito de lesiones.

Además, sus padres, al tratarse de un menor, deberán pagar a la víctima 12.311 euros en concepto de daños y secuelas y otros 1.307,64 a Sacyl por los gastos sanitarios.

El juicio, a puerta cerrada, se celebró el pasado día 14. La veintena de testigos que compareció, la mayoría de ellos amigos del condenado, corroboró la versión exculpatoria de este último, en el sentido de que fue la propia víctima la que inició la agresión.

El condenado reiteró que la denunciante fue quien salió de la vivienda y recriminó a unos chicos que ni siquiera pertenecían a su pandilla por causar ruido.

Entre ellos se encontraba una joven asmática que había sufrido un ataque y que tuvo que inhalar ventolín y a la que la mujer se dirigió en tono hostil.

Ante la situación, intervino el condenado para pedir que dejara en paz a la joven y un hermano de ésta que había salido en su defensa.

La agredida, por contra, mantuvo que los hechos se produjeron cuando cerca de una veintena de jóvenes la golpeó por recriminarles el ruido que estaban haciendo y por tirar piedras contra la trasera de su casa.

La mujer llegó a asegurar en su día que durante la agresión hubo alguien que grabó el incidente con un teléfono móvil, circunstancia esta última que no pudo ser probada.  

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID