Poco a poco se van conociendo más detalles sobre el llamado monstruo de Sheffield, el hombre británico que, durante 25 años, dejó embarazadas a sus hijas 19 veces.

Se ha publicado la primera fotografía del violador, aunque no se ve su rostro. Del que si conocemos la cara es el médico que, durante todo ese tiempo, trató a las jóvenes, sin que, inexplicablemente, sospechara nada. El doctor asegura que jamás advirtió en ellas signo alguno de que estaban siendo sometidas a abusos incestuosos.

Cadena perpetua

El caso de este británico de 56 años, que recuerda al austriaco Josef Fritzl,  ha causado alarma en Reino Unido después de que un juez condenara a cadena perpetua tras admitir las violaciones, según informa la BBC.

Según los testimonios de las víctimas, los abusos sexuales comenzaron cuando las niñas tenían entre ocho y diez años. Si se negaban a tener relaciones sexuales, eran apaleadas. El juez reconoció también que se trataba del caso más duro que había llevado en cuarenta años de profesión.