Paro, déficit, deuda... Los indicadores y las sombrías previsiones con las que llega España a la cumbre europea

Pedro Sánchez, este viernes en Bruselas.
Pedro Sánchez, este viernes en Bruselas.
EFE

Este viernes arranca una cumbre europea que se prevé clave para la reconstrucción de las economías europeas, brutalmente azotadas por la pandemia del coronavirus. España, uno de los países más maltratados, se la juega en una cita en el que las posturas están muy enfrentadas en un primer momento. Además, España llega con unos datos muy preocupantes y con unas previsiones aún más sombrías si cabe. Este es el panorama con el que llega España a la cita.

Deuda pública

El último dato sobre deuda pública es de mayo, y alcanzaba los 1,2 billones de euros, superando el 100% del Producto Interior Bruto. Este dato supone un incremento del 1,9%, 23.124 millones de euros más que el dato anterior. El crecimiento internaual es del 5,5%, es decir, 65.616 millones más.

Déficit

En los primeros seis meses del año, el déficit alcanza los 32.251 millones de euros, es decir, el 2,88% del PIB, cuando en todo el año 2019, el déficit fue del 2,83%. La caída de la actividad causada por el estado de alarma ha sido la clave.

Paro

El último dato de paro es el de junio, y era de 3.862.883 personas, entre los que no están incluidas las 6 millones de personas que han formado parte de los ERTE. La subida respecto al mes anterior es de 5.107 personas. Se trata de la cifra más alta de paro desde mayo de 2016. El aumento interanual es mucho más espectacular, por lo negativo: un 28,6% más, o en términos absolutos, 847.197 personas.

Previsión de la OCDE

Las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han quedado recogidas en un informe de previsiones globales que contempla que la tasa de paro en España se puede disparar hasta el 25,5% en el peor de los casos (con un rebrote otoñal) y hasta el 22% sin rebrote. En cualquier caso, por encima del 20%, tendencia que según la OCDE se mantendrá hasta 2022. 

Además, la OCDE prevé una caída de la economía española del 11,1%, un dato que llegaría al 14,4% en caso de un rebrote en otoño. El Gobierno español cifra en el 9,2% esta contracción de la economía.

De cara a 2021, la OCDE estima un aumento del PIB que oscilará entre el 7,5% y el 5%, dependiendo de si se produce un rebrote otoñal.

Previsión del FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un retroceso del PIB español del 12,8% (su predicción para la eurozona es un 10,2%. El FMI prevé un aumento del déficit del 14,9% y que la deuda pública se dispare hasta el 123,8% del Producto Interior Bruto. Para 2021, el FMI prevé un aumento del PIB español del 6,3%.

Previsión del Banco Central Europeo

El Banco Central Europeo (BCE) no aporta datos disgregados por países, pero su última previsión, publicada el pasado 4 de junio, estima que el empleo no se recuperará hasta 2023 en la eurozona. La caída del PIB de los miembros se estima en torno al 8,7% (un 5,9% en el mejor de los casos y un 12% en el peor). En cambio, el BCE también recoge sus previsiones de crecimiento para los próximos años, una vez se supere la pandemia: la eurozona crecerá un 5,2% en 2021 y un 3,3% en 2022, por lo que no se alcanzará el nivel previo a la pandemia hasta 2023.

Previsiones del Banco de España

El Banco de España prevé una caída del PIB nacional del 15,1% en el peor de los casos (por un 9% en el mejor). De hecho, y según el INE, sólo en el primer trimestre, cayó un 5,2%. La tasa de paro en el peor escenario planteado por el Banco de España se situaría en el 23,6%. El déficit, por encima del 10%, mientras que la deuda pública se dispararía hasta alcanzar el 115% del Producto Interior Bruto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento