La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 55 años y nacionalidad italiana, que gracias a su cuidada presencia no levantaba sospechas, por un hurto al descuido de 12.000 euros a una ciudadana mexicana.

Según un comunicado de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el presunto autor identificado como Edoardo D. B. de 55 años y nacionalidad italiana, quien gracias a su cuidada presencia, impecable con traje y corbata, escogía a los turistas para sus hurtos al descuido en establecimientos de los distritos de Centro y Chamartín.

D.B., considerado como un "especialista en estas lides", podía realizar tres robos al descuido en el mismo día, utilizaba hasta cuatro identidades distintas y cuenta con 30 antecedentes por hurtos al descuido.

Tras la denuncia de una ciudadana mexicana el pasado 20 de noviembre en la comisaría de centro por el hurto al descuido de su bolso, cuyo contenido valoraba en más de 12.000 euros, y de un reloj de una conocida marca.

 

El ladrón se movía por las zonas de Atocha y el Estadio Bernabéu
Estos datos y los resultados de un rastreo de la zona permitieron ubicar la habitación del presunto autor en la ronda de Atocha.

 

Mientras tanto, un grupo de investigación confirmaba el 'modus operandi' y la identificación del carterista.

En esta investigación constataron que también se movía por los alrededores del Estadio Bernabéu en donde fue localizado cuando se disponía a comer una hamburguesa en un conocido establecimiento de la calle Concha Espina.

Una vez interceptado, comprobaron que tenía documentos de un ciudadano japonés y una llave de una consigna de la Estación de Atocha, lugar en que efectivos de la policía se incautaron de una maleta con efectos provenientes de hurtos.

Además, los agentes encontraron escondido en la cisterna del baño el reloj que iniciaba la investigación en la pensión donde habitaba D.B.

En virtud de los efectos intervenidos se le acusa de tres delitos y una falta de hurto, que fueron denunciados en las comisarías de Centro, Chamartín y Barajas.