El rey pide "respeto" y "entendimiento" para saldar la "deuda moral" que dejan los fallecidos por la Covid

La Familia Real en el homenaje a las víctimas de la Covid.
La Familia Real en el homenaje a las víctimas de la Covid.
JORGE PARÍS
El rey Felipe VI durante su intervención en el homenaje a las víctimas del coronavirus.
EP

El rey ha hecho este jueves un llamamiento al "respeto y el entendimiento" durante el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia, para cumplir con la "deuda moral" que la sociedad ha contraído con los miles de fallecidos y afectados por la Covid y el "deber cívico" que han demostrado los trabajadores sanitarios y de otros servicios esenciales y que ahora obligan a "preservar e impulsar los mejores valores que fundamentan nuestra convivencia".

"Esa deuda moral y ese deber cívico nos obligan y comprometen a todos. Pongamos juntos, pongamos unidos toda nuestra voluntad, nuestra capacidad, todo nuestro saber, todo nuestro esfuerzo y empeño para poder mirar hacia el futuro con confianza y con esperanza. Y hagámoslo desde el respeto y el entendimiento", ha dicho Felipe VI ante el Gobierno, los presidentes autonómicos, autoridades del Estado y demás líderes políticos del país.

El rey ha intervenido casi al final de una ceremonia donde ha recordados a los fallecidos, ha reconocido a sus familiares y a los trabajadores y también a la sociedad española en su conjunto. "España ha demostrado su mejor espíritu (...) , una vez más en nuestra historia, de civismo, de madurez, de resistencia, de compromiso con los demás".

 "Sin duda, hemos contraído una obligación moral y un deber cívico", ha dicho el monarca. "La obligación moral de reconocer, respetar y recordar siempre la dignidad de los fallecidos y especialmente el espíritu de esa generación admirable de españoles; y el deber cívico de preservar e impulsar los mejores valores que fundamentan nuestra convivencia".

Felipe VI ha asegurado que "hoy es un día que conservaremos en nuestra memoria; un día que quedará grabado en nuestros corazones", que "dejará huella en nuestras conciencias, porque reconocemos y ensalzamos a miles de ciudadanos cuyas conductas han sido el mejor ejemplo de los valores cívicos y morales de nuestra sociedad".

En primer lugar, el rey ha tenido un recuerdo para los fallecidos, "en muchos casos, personas de edad avanzada que dedicaron sus vidas a trabajar duro para salir adelante", cuyas vidas "cambiaron el rumbo de nuestra historia, afirmaron la libertad y la tolerancia y construyeron día a día el edificio de nuestra convivencia democrática".  El rey también ha tenido palabra para fallecidos más jóvenes, "que tenían un futuro por delante y que este virus nos ha arrebatado".  "No los olvidaremos nunca", ha asegurado.

Para los familiares, Felipe VI ha admitido que "este acto no puede reparar el dolor de muchas familias", "pero sí hacer justicia a su vida, a su contribución a nuestra sociedad, a su memoria".

El homenaje de Estado de este jueves en Madrid también ha tenido el objetivo de reconocer el trabajo del personal sanitario y de todos los trabajadores de servicios considerados esenciales. "Hoy reconocemos conductas llenas de entrega a los demás sin reservas –aun poniendo en riesgo la propia vida–; llenas de solidaridad, de valentía, de ejemplaridad y de generosidad", ha dicho el Rey sobre "ciudadanos que han hecho mucho más que cumplir con su deber".

"Esas conductas no son casuales. Son fruto de convicciones personales profundas; de un hondo sentimiento de humanidad con sus semejantes; de un compromiso firme y leal con su profesión", les ha reconocido.

Los trabajadores a los que también se ha homenajeado este jueves "han sido el mejor ejemplo de los valores cívicos y morales de nuestra sociedad y la mejor razón para nuestra esperanza colectiva", ha dicho el rey.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento