El socavón del Metro (Sevilla)
Los técnicos trabajaron ayer todo el día en la reparación del socavón. V. G.

Lo que ocurrió ayer en Almirante Lobo (el socavón de 6 m de diámetro por 6 de profundidad que se tragó un quiosco) son incidentes "normales" en proyectos de gran envergadura como los del Metro, según la portavoz del Gobierno local, Maribel Montaño.

La portavoz afirma que en esta obra es "prioritaria" la seguridad y recuerda que ha habido casos de este tipo en distintos puntos de la geografía española, aludiendo a lo ocurrido en el barrio del Carmelo de Barcelona.

No se han detectado afecciones en los edificios cercanos, ni en la calzada del entorno

Almirante Lobo continuó ayer cortada al tráfico por la reparación del socavón. La concesionaria de las obras, Metro de Sevilla, lo ha rellenado con mortero, dejando el quiosco en el interior.

Aunque según la Junta, no se han detectado afecciones en los edificios cercanos, ni en la calzada del entorno, los vecinos del edificio Cristina afirman que se han registrados "grietas" y "temblores" en los garajes y los patios interiores desde que comenzaron las obras.

Indemnización

La Junta ya se ha puesto en contacto con el propietario del quiosco para analizar su indemnización; y el Ayuntamiento ha decidido reubicar el resto de quioscos que hay en la zona afectada.

Mientras, PA y PP pidieron ayer seguridad e información de las causas de este suceso, que ha dejado en el aire la inauguración de la línea 1 del metro.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA