El cadáver de Gaizka Etxebarria Urkiza, el joven bilbaíno desparecido el 11 de noviembre en Sopuerta, apareció este jueves enterrado en una zona de monte de la localidad.

Según la investigación policial, el joven recibió cuatro disparos, al parecer debido a una deuda de dinero.

La Ertzaintza localizó el cuerpo después de arrestar de madrugada a dos hombres de 21 y 20 años –uno de ellos de nacionalidad marroquí– y a una mujer de 19, pareja de uno de los anteriores, por su presunta implicación en la desaparición del hombre.

Venta de un coche

Éste, un vecino de Bilbao de 30 años, desapareció el pasado día 11 de noviembre después de acudir a Sopuerta para proceder a la venta de un coche.

Las investigaciones llevaron a la Policía vasca hasta un monte del barrio San Cristóbal de Sopuerta. La Ertzaintza ha trabajado con dos perros policía que han localizado el cuerpo. La familia lo identificó. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO