Las piscinas municipales se implican en la prevención del cáncer de piel con la campaña 'Sol sin riesgo'

Las piscinas municipales de Zaragoza acogen la campaña 'Sol sin riesgo', promovida por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, la Asociación Española contra el Cáncer y el Servicio deInstalaciones Deportivas del Ayuntamiento con el objetivo de concienciar sobre la prevención del cáncer de piel.
Las piscinas municipales se implican en la prevención del cáncer de piel con la campaña 'Sol sin riesgo'
Las piscinas municipales se implican en la prevención del cáncer de piel con la campaña 'Sol sin riesgo'
DANI MARCOS

La concejala delegada de Deportes, Cristina García, ha participado este miércoles en la presentación de esta campaña de educación sanitaria que este año se ha adaptado a las medidas de prevención del Covid-19, por lo que no incluye el tradicional reparto de muestrasde protección solar y folletos informativos.

En esta ocasión, se ha reforzado la difusión de los mensajes a través de las redes sociales y de cartelería expuesta en los 21 centros deportivos municipales con piscina de verano.

La iniciativa está dirigida a informar y concienciar a las personas usuarias sobre los efectos nocivos que provocan las radiaciones solares sin una adecuada protección, y educar en hábitos saludables para prevenir el cáncer de piel.

MEDIDAS

Además de Cristina García, han asistido el gerente de la Asociación Española contra el Cáncer, Patxi García, y la presidenta y la vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Raquel García y Virginia Barrau, respectivamente.

La cartelería expuesta en las piscinas municipales recuerdan los 10 consejos básicos y recomendaciones para tomar el sol sin riesgo insta a evitar tomar el sol en las horas de más calor -de 12.00 a 16.00 horas-, incluso en días nublados; protegerse con camisetas, gorros y gafas de sol; y elegir un fotoprotector de factor 30 o superior. Usa protección solar también en la piel cubierta por mascarilla.

Asimismo, se propone aplicar el producto unos 30 minutos antes de la exposición al sol, con la piel seca y limpia; extender de manera generosa el fotoprotector y reaplicarlo cada 2 o 3 horas; limitar la exposición al sol de los niños menores de 3 años y especial precaución en ancianos y embarazadas.

Hay que continuar usando el fotoprotector aunque la piel esté bronceada; utilizar un producto con propiedades calmantes, hidratantes y refrescantes después de la exposición al sol; beber agua para evitar la deshidratación. Sobre todo niños y personas mayores; además de consultar con el farmacéutico si se toma algún medicamento o para conocer el fotoprotector más adecuado para cada tipo de piel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento