Consultorio de Coaching: "Necesito poder dominar el miedo en entrevistas de trabajo y lograr ser más empática"

Una mujer en una entrevista de trabajo.
Una mujer en una entrevista de trabajo.
20minutos | CANVA

Cada semana 20minutos pone en marcha un consultorio de coaching. Nuestra experta, Magda Barceló, responde a cuestiones que tienen que ver con las estrategias para tener las habilidades necesarias que nos ayuden a abordar con éxito las situaciones que la vida nos depara en todos los ámbitos: laboral, emocional, personal, familiar...

Para plantear tu duda escribe un correo electrónico a ámbitosconsultoriocoaching@20minutos.es. Mira aquí las respuestas de esta semana.

Depresión que afecta al trabajo

PREGUNTA Tengo 28 años y tengo cierta tendencia a la depresión. Está afectando a mi trabajo. Se necesita ser proactivo (es una agencia de marketing y publicidad), pero yo no lo soy. Mi jefe tiene 56 años y sabe de esta tendencia que le digo.

Es comprensivo pero creo que se está hartando y con razón, no le culpo. Estuve hace dos años en un psiquiatra que me dio un diagnóstico maniaco depresivo, pero los fármacos que me dio no me hicieron mucho y dejé de tomarlos (de acuerdo con él). Pero en el fondo de mí sigue esa depresión. Gracias por su consejo.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Según wikipedia, la proactividad se refiere al “comportamiento anticipatorio, orientado al cambio y autoiniciado en diversas situaciones. El comportamiento proactivo implica actuar antes de una situación futura, en lugar de sólo reaccionar. Significa tomar el control y hacer que las cosas sucedan en lugar de simplemente ajustarse a una situación o esperar a que suceda algo". Usted explica que su tendencia a la depresión le impide desarrollar esta capacidad o se lo dificulta enormemente.

Por un momento, o para siempre, olvídese de su condición. Las enfermedades son etiquetas que nos pueden servir, pero a menudo se convierten en prisiones de puerta sin cerrojo, ni llave.

A mi entender, lo importante es que usted encuentre la motivación interna que le permita liberar su potencial en el trabajo. Para ello, fíjese en aquello que le gusta, aquello que le interesa y tal vez le divierta de su trabajo. Haga de ello su foco de atención.

Pregúntese ¿qué condiciones necesita para poder darlo todo de sí mismo en el trabajo y cómo las puede generar? Conecte con su curiosidad, con su interés, con sus ganas de aprender y de superarse.

Imagine que el trabajo no es más que un juego (de alguna forma como todo en la vida). ¿Cómo quiere jugar combinando el goce por la mera posibilidad de jugar y el aprendizaje?

Por otra parte, no podemos estar siempre a tope, ni en el trabajo, ni en la vida. Por ello es importante aprender a navegar los altos y bajos anímicos y circunstanciales que nos visitan. Cuando estos llegan, y siempre lo hacen, es fundamental ser compasivo con uno mismo, tenerse paciencia, buscar ayuda y remontar.

Dudas sobre viajar al extranjero

PREGUNTA Soy de origen rumano y llevo años viviendo en España con mi familia. Estoy pensando en viajar a Rumania este verano pero no sé qué hacer. Me da miedo que vuelva el virus y que tengamos que estar yo y mi familia de cuarentena al volver.

Si esto ocurre mi esposo no podría trabajar durante este tiempo y necesitamos el dinero. Por otra parte hace ya dos años que no veo a mis padres, están mayores y temo que si no voy ahora más adelante sea imposible. ¿Qué me aconseja?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Ir o no ir a Rumanía esa es la cuestión. Cualquier decisión implica un riesgo. Ir a Rumania implica el riesgo de al volver, tener dificultades para reincorporarse de inmediato al trabajo. Quedarse implica el riesgo de pasar un año más sin ver a sus padres. Tal vez durante este tiempo uno de los dos, o los dos, mueran y usted no haya podido pasar este tiempo con ellos. Pregúntese si quiere vivir con esto en su conciencia.

A nivel práctico, le recomiendo que tenga en cuenta la cantidad de dinero necesaria en caso de que al volver de Rumania su esposo tenga que estar unos días sin trabajar. ¿Tienen esa cantidad de dinero? ¿La pueden ahorrar? ¿La pueden pedir prestada? En este cálculo, incluyan también el tiempo que quieren pasar en Rumanía. ¿Cuál es el mínimo? ¿Cuál es el máximo? ¿De qué forma varían sus gastos en función de los días que pasen fuera?

Por último, le animo a escuchar a su intuición. ¿Qué siente que tiene que hacer? Hay riesgos que vale la pena correr y que una vez asumidos, de esa audacia, emergen soluciones y recursos totalmente inesperados.

Ni borde ni siempre sonriendo

PREGUNTA Me gustaría saber si hay alguna forma de dominar el miedo ante una entrevista de trabajo. No sé qué puedo hacer. Sé que valgo en lo mío (soy diseñadora y dibujante) pero creo que me pierde lo social, la empatía. Por supuesto que no soy borde, pero tampoco soy muy dada a la sonrisa en una entrevista laboral, creo que hay que ir al meollo de lo que se pide y poco más.

En mi última entrevista estoy segura que cogieron a otra chica que competía conmigo solo por la simpatía que cuento. Estoy frustrada. No sé cómo cambiar esto, porque no me gusta ser una falsa. Necesito su ayuda. Muchas gracias

RESPUESTA DE LA EXPERTA Está convencida que sus aptitudes sociales le están frenando oportunidades laborales. Y al mismo tiempo explica que no le gusta “ser una falsa”. Ahí detecto su creencia que para tener cierta fluidez social uno no puede ser auténtico.

Fíjese que entre un extremo y otro hay una gama de grises en los que precisamente puede ser usted misma y al mismo tiempo surfear el entorno social con gracia.

¿La clave está en cómo desarrollar esta habilidad social? Es decir ¿cómo puede cultivar una forma de estar que sea receptiva socialmente, empática y al mismo tiempo sí misma? Le animo a encontrar entornos seguros en los que practicar estas diferentes formas de ser. Pueden ser grupos de amigos, grupos de aficiones, u otros círculos.

Por otra parte, le invito a practicar la empatía. Un punto de partida es considerar a cada ser humano con el que se cruza como la persona única que es. Con una historia única. Una forma de ser y hacer que explican esa historia, que del mismo modo que es única, también tiene puntos en común con la suya.

Cuando esté delante de una persona, en lugar de preguntarse ¿qué se espera de usted? o ¿qué puede hacer para ser más empática?, preguntas que centran su atención en usted, pregúntese ¿qué le genera curiosidad de esta persona?

Pregúntele por ello, ¿qué le inspira confianza o le gusta? Explíqueselo. ¿Qué le gustaría compartir sobre usted con esta persona? Hágalo. No solo en una entrevista de trabajo. Pruébelo en el súper, en el dentista. En la cola del metro. La empatía, al igual que la humanidad, también fluye en esos momentos. Ser empática no le obliga a ser el mejor amigo de nadie. Aunque es uno de sus riesgos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento