La UE se compromete a impulsar un suelo para los ingresos mínimos vitales de los Estados miembros

  • El comisario Nicolas Schmit recuerda que la UE lleva tiempo "trabajando en un marco europeo de ingresos mínimos".
El comisario europeo Nicolas Schmit.
El comisario europeo Nicolas Schmit.
Parlamento Europeo

El comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, redobló este martes el compromiso de que la UE impulse un "marco europeo" para coordinar los ingresos mínimos vitales de los diferentes Estados miembros. Se trataría de un mecanismo que establecería un mínimo por cada país para esta prestación que impida que, como ocurre en algunas ocasiones, las ayudas "no saquen a las personas de la pobreza".

Así lo planteó Schmit en la Conferencia Anual de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN, por sus siglas en inglés), en la que participó junto a otros ponentes como Olivier de Schutter, relator de la ONU para la pobreza extrema. El comisario europeo aseguró que la UE lleva tiempo "trabajando en un marco europeo de ingresos mínimos" cuyo diseño comenzará a concretarse durante la recién iniciada presidencia del Consejo Europeo, que corresponde a Alemania.

La puesta en marcha de este mecanismo, señaló el comisario, "se va a incluir en las prioridades del Consejo, y vamos a seguir trabajando sobre esto para garantizar que los ingresos mínimos puedan existir en todos los Estados miembros". Y también para que aquellos que "no sacan a las personas de la pobreza" sean reformados para "garantizar la posibilidad de vivir de manera decente".

El impulso de esta prestación es fundamental, sostuvo Schmit, en un momento de crisis como el actual en el que es necesario poner en marcha políticas para evitar que "sean los pobres los que paguen la Covid". "Los más vulnerables son los que más están en riesgo de ser infectados y los que sufren más el impacto a nivel social y económico", planteó el comisario, que también mencionó otros proyectos en marcha, como el salario mínimo europeo.

De Schutter, por su parte, llamó la atención sobre "la brecha entre los derechos que existen sobre el papel y la posibilidad de que realmente se ejerzan". "A veces la gente no quiere o le da vergüenza pedir sus derechos, temen el contacto con los servicios sociales porque no tienen documentación, o domicilio, o temen las consecuencias a nivel social de recibir ayudas financieras", explicó el relator de la ONU.

El dirigente también deslizó alguna crítica a la UE, a la que acusó de no haber "enviado siempre en los últimos años la señal correcta a los Estados miembros". "Se han ejercido muchas presiones y muchas veces se dice que los Estados tienen que competir, que reducir la carga [fiscal] sobre los empleadores y que esa carga la tienen que llevar los hogares y los individuos", planteó De Schutter, que se mostró partidario de incrementar los impuestos a "los regímenes fiscales de más altos ingresos" para financiar medidas como el ingreso mínimo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento