¿Ventana o pasillo? ¿Hay un asiento de avión más seguro que otro para evitar contagios de Covid-19?

Una pasajera viaja con mascarilla en un avión
Una pasajera viaja con mascarilla en un avión
AGENCIAS

Tras una larga cuarentena, en la que hubo momentos en los que parecía que las vacaciones de verano iban a ser a través de una pantalla desde el sofá de casa, muchos españoles han hecho sus reservas y afrontan su periodo de descanso con más ganas que nunca. 

La gran mayoría de destinos serán nacionales, entre los que tanto las islas Canarias como las Baleares juegan un papel relevante. Para llegar hasta ellas se necesitará coger un avión, algo que puede significar un riesgo a pesar de los enormes esfuerzos de las aereolíneas por garantizar la seguridad máxima. 

Un estudio publicado en abril por National Geographic y llevado a cabo por un equipo de investigadores de Salud Pública de Estados Unidos, analiza los movimientos que se realizan en el interior de un avión, sacando conclusiones sobre cuales son los asientos en los que la probabilidad de contagio es mayor.  

El principal factor que influye a la hora del contagio dentro de una aereonave es dónde se localiza, en caso de haberlo, la persona infectada con Covid-19. Es algo completamente impredecible. Sin embargo, el estudio ha determinado que existen partes del avión en las que aumenta o disminuye el riesgo de contagio. 

La primera pregunta que se suele hacer antes de reservar un billete es simple: ¿pasillo o ventana?. Esta elección puede ser clave, ya que los investigadores aseguran que el número de contactos cercanos que tiene una persona sentada junto a la ventana frente a otra sentada en el pasillo es de hasta cinco veces más. Así, los contactos medios en la ventana son 12, los del asiento del medio 58 y los del pasillo 64. 

La realidad que brinda este estudio es que la probabilidad de contagio sube conforme más movimientos realices durante el vuelo: “Los pasajeros que tenían menos probabilidades de levantarse estaban sentados en las ventanas: solo el 43% se movía en lugar del 80% de las personas sentadas en el pasillo”, asegura el artículo.

Pero los propios autores del estudio lanzan un mensaje tranquilizador: "Si está sentado en un asiento de pasillo, ciertamente habrá bastantes personas pasando por delante de usted, pero se moverán rápidamente”, señala Howard Weiss, investigador de la Universidad de Emory (Atlanta, EEUU) quien ha supervisado el estudio. “En conjunto, lo que mostramos es que hay una probabilidad bastante baja de transmisión a cualquier pasajero en particular”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento