Correos reconoce que los emigrantes en Cuba y Venezuela no pudieron votar por problemas de reparto en esos países

Correos ha reconocido que los emigrantes en Cuba y Venezuela no han podido votar por correo por problemas en el reparto de la documentación en estos países, en los que un total de 1.945 y 1.720 electores, respectivamente, inscritos en el censo de residentes ausentes (CERA) solicitaron poder ejercer este derecho. Con todo, estas personas también tienen derecho a votar en las oficinas consulares.
Imagen de recurso de voto por correo
Imagen de recurso de voto por correo
EUROPA PRESS - Archivo

En concreto, según han confirmado fuentes de Correos a Europa Press, la documentación se envió a todos los países menos a Venezuela al "no" encontrar "transporte público ni privado" para hacerlo llegar cuestión que implica que "ya no se va a poder votar desde allí.

Por su parte, estas fuentes han detallado que, en el caso de Cuba, aunque la documentación sí llegó a aquel país, el correo cubano no precedió al reparto de la misma.

Al resto de países de América Latina, conforme ha señalado estas fuentes, sí ha llegado la documentación "tras un gran esfuerzo por la situación especial originada por la COVID-19". Para lograr este fin, según indican, se llegó a acuerdos con servicios de correos públicos UPU y, en los que no hubo esta posibilidad, como en el caso de Uruguay, a través de otros medios como Fedex-Correos Express.

Ante estas cuestiones, fuentes populares han llamado la atención sobre el hecho de que los votos sean "inexistentes" en territorios en los que tradicionalmente el PP obtiene "mejores resultados" que el resto de partidos.

TOTAL DE VOTANTES

Según las cifras provisionales que las Embajadas y Consulados han facilitado al Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, solo el 44,74 por ciento de los electores del CERA ha llegado a depositar el voto en las elecciones autonómicas celebradas este domingo en Galicia, lo que sitúa el nivel de votación en el 1,24 por ciento del total de electores con derecho a sufragio.

En concreto, han votado 5.726 personas, de las cuales 4.888 lo han hecho por correo y 838 en urna en los Consulados. Así, han ejercido este derecho un 44,74 por ciento de las personas que solicitaron el voto para esta cita electoral. Es un 1,24 por ciento del censo exterior para este proceso, que asciende a más de 463.000 personas, el 17 por ciento del total del censo gallego.

El voto de la emigración ha caído de forma histórica. De hecho, el punto de partida fueron las 12.359 solicitudes del Censo de Residentes Ausentes (CERA), una cifra que es prácticamente la mitad que en la cita autonómica de 2016 y que es la más baja de todo este siglo.

En cuanto a las peticiones realizadas para votar (que no sufragios emitidos), en A Coruña se han contabilizado 4.609; seguida de Pontevedra, con 3.496; Ourense, con 2.818; y Lugo, con 1.436 peticiones de voto. A ellos, hay que sumar los votos de los residentes temporalmente en el extranjero, que alcanzan las 117 peticiones (62 en A Coruña; 30 en Pontevedra; 14 en Ourense y 11 en Lugo).

Pero estos datos se alejan de las solicitudes que hubo para los comicios del 25 de septiembre de 2016, que ya había sido el registro más bajo que se había contabilizado. En la cita anterior electoral, los electores residentes ausentes registraron 21.513 solicitudes, aunque, finalmente, únicamente se emitieron 10.777 votos, frente a los 5.726 que lo han hecho en esta ocasión.

RECUENTO EL PRÓXIMO LUNES

En este contexto, el próximo lunes, día 20 de julio, las cuatro juntas electorales provinciales, constituidas en mesa electoral, procederán al recuento de los votos de los residentes ausentes.

Para ello, tendrán de plazo hasta el jueves día 23, jornada en la que se finaliza el escrutinio general, aunque se prevé que los resultados se puedan conocer con anterioridad ante el bajo número de votos emitidos.

ESCAÑO EN JUEGO

El voto de los gallegos residentes en el exterior resultará decisivo, ya que permitirá saber si el último escaño por la provincia de Pontevedra continúa en poder del PSdeG o si pasa a manos del PP y amplía hasta los 42 escaños la mayoría absoluta cosechada por Alberto Núñez Feijóo. Y es que los de Feijóo quedaron a 45 votos de arrebatar este acta a los de Gonzalo Caballero.

La obtención de este sexto escaño por la provincia de Pontevedra dio cierto aire a los modestos resultados cosechados en las urnas por los socialistas -obtuvieron 15 escaños frente a los 14 de hace cuatro años-, en una cita en la que se convirtieron en tercera fuerza y bajaron en apoyos por las provincias de A Coruña y Lugo mientras mejoraron posiciones tanto en Pontevedra como en Ourense.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento