Los afectados por la crisis del Covid son ahora 4,1 millones de trabajadores, un millón menos que en mayo

  • Han perdido su empleo, están en un ERTE o son autónomos sin apenas ingresos.
  • Según Randstad, uno de cada diez trabajadores afiliados aún sigue en un ERTE.
  • Se han destruido más de 890.000 empleos con respecto a hace un año.
Dos mujeres leen un cartel puesto en una persiana echada de un comercio de Málaga.
Dos mujeres leen un cartel en la persiana echada de un comercio de Málaga.
Daniel Pérez/EFE

Los trabajadores afectados por la crisis laboral generada por el coronavirus son ahora 4,1 millones, un millón menos que en mayo. Se trata de personas que han perdido su empleo, están en un ERTE o son autónomos sin apenas ingresos. Lo asegura el último informe de Randstad, que indica que los afectados por un ERTE son un 46% menos que en abril.

El estudio “Recuperación del mercado laboral en titulares” interpreta los principales datos relacionados con el mercado laboral y presenta un escenario negativo, aunque destaca visos de recuperación durante mayo y junio. Se han destruido más de 890.000 empleos con respecto a hace un año y Randstad estima que España acabará 2020 con un millón de trabajadores en ERTE.

El informe revela que, en el mes de junio, 4,1 millones de personas se encuentran afectadas por la crisis laboral, es decir, han perdido su empleo (795.145), están afectados por ERTE (1.830.664) o son autónomos con una caída de ingresos tal que han solicitado ayuda al Estado (1.469.135).

Sin embargo, en un solo mes, el volumen de personas afectadas por la crisis laboral se ha reducido en un 20%, es decir, un millón de profesionales ha podido salir de esta situación. Durante mayo fueron 5,1 millones las personas afectadas, que se reparten entre las que han perdido su empleo (695.239), las afectadas por ERTE (2.998.970), y los autónomos solicitantes de ayuda (1.429.117).

Un millón de profesionales ya han podido salir de la situación de crisis

Con respecto a los meses anteriores, en abril fueron 3.386.785 los profesionales en un proceso de ERTE, el techo de afectados, y la caída en la afiliación fue de 883.053. En marzo, por su parte, los afectados por ERTE fueron 650.000 y los que perdieron su empleo, 833.979.

Uno de cada diez trabajadores afiliados sigue en ERTE

El informe de esta empresa de RR HH también destaca la reducción paulatina de profesionales acogidos a ERTE. Desde abril, momento en el que un mayor volumen de trabajadores estuvo acogidos a esta herramienta, 3,39 millones, se ha reducido en un 46%, es decir, 1,56 millones de profesionales han abandonado el ERTE. La cifra de finales de junio, 1,83 millones, supone que aún uno de cada diez trabajadores afiliados se encuentra en un ERTE.

El porcentaje de trabajadores acogidos a un ERTE con respecto al total de afiliados fluctúa de manera considerable según la comunidad autónoma. Baleares y Canarias son las que registran mayor porcentaje de profesionales en ERTE, con un 24,5% y un 20,7%, respectivamente.

Los afectados por ERTE son un 46% menos que en abril

La magnitud de la crisis se aprecia con claridad en las cifras de afiliación la Seguridad Social. La variación interanual pasó de registrar un crecimiento del 1,91% en febrero a sufrir una caída del 4,58% durante el pasado junio. Esto se traduce en una destrucción de empleo con respecto al junio del año anterior de 893.361 contratos, y de 795.145 en solo cuatro meses.

La virulencia de la pérdida de puestos de trabajo provocó que, desde el 9 y el 31 de marzo se perdieran alrededor de 897.000 afiliados. Durante el mes de abril se alternaron subidas y bajadas muy ligeras, hasta tocar fondo el 30 de abril. Desde entonces, la afiliación se ha ido recuperando, sumando 88.000 nuevos afiliados.

En cuanto al paro, volvió a crecer en el segundo trimestre y alcanza ritmos de aumento del 28,1% en junio. La tasa en nuestro país (14,41%) crece más que la media europea y ya es más del doble que el promedio de la Unión Europea (6,8%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento