Un ciudadano británico de 41 años fue detenido en la madrugada del miércoles por pegar y echar de casa a su mujer, ya que, según su parecer, no hacía bien las tareas de la casa.

La Policía Nacional recibió una llamada que alertaba de que una mujer se encontraba llorando en una calle del barrio de Carlinda, en Málaga capital. Cuando acudió allí, la víctima relató que su marido, que llevaba dos años maltratándola, le había echado de casa y le había pillado una mano con la puerta porque no hacía adecuadamente las labores del hogar y no cuidaba bien a sus hijos, publica Málaga Hoy.

A raíz de este episodio, que presenciaron los hijos del matrimonio, el presunto maltratador fue arrestado, aunque carecía de antecedentes por malos tratos.