Feijóo refuerza su mayoría absoluta en su cuarta victoria y el BNG barre a Iglesias

Alberto Núñez Feijóo tras conseguir la victoria en las elecciones gallegas.
Alberto Núñez Feijóo tras conseguir la victoria en las elecciones gallegas.
EFE
Alberto Núñez Feijóo tras conseguir la victoria en las elecciones gallegas. EFE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, obtuvo ayer una cuarta mayoría absoluta, reforzada con un escaño más. Por debajo de él, el baile de escaños aupó al BNG como segunda fuerza e hizo desaparecer a Galicia en Común y Marea Galeguista. Estas dos candidaturas formaron las Mareas que en 2016 dieron la sorpresa como segunda fuerza. A falta de ver, al cierre de esta edición (00.30 h), si en Pontevedra el recuento definitivo le daba el escaño 15, el PSOE mantuvo los 14 que tenía y seguirá siendo tercera fuerza.

Más allá de Galicia, las elecciones también tienen lectura nacional. Feijóo se confirma como alternativa al PP de Pablo Casado, aunque ayer disipó las dudas sobre su eterno salto a Madrid. "Me voy a dedicar a Galicia con más ahínco, determinación y ganas que en la primera, la segunda y la tercera legislatura", dijo al comentar unos resultados "emocionantes" que también agradeció al presidente de Andalucía y de Castilla y León, "al presidente Mariano Rajoy" y, finalmente, a Casado.

"Me voy a dedicar a Galicia con más ahínco, determinación y ganas que en la primera, la segunda y la tercera legislatura"

También Pedro Sánchez puede sacar alguna lección del discreto resultado de su candidato, Gonzalo Caballero. Según los mensajes de campaña, los gallegos compraron ayer mayoritariamente que Feijóo y la Xunta gestionaron bien la pandemia y los errores fueron del Gobierno central, por delante de la apuesta de Caballero por una recuperación con las recetas que propone Sánchez. Por encima de estos movimientos, el de Feijóo consistió ayer en pasar de 41 a 42 escaños, reforzando su cuarta mayoría absoluta [38 escaños en el Parlamento gallego].

Tiene ya tantas como las que tuvo Manuel Fraga y se sitúa en su segundo mejor resultado, solo tras los 43 escaños de 1993. Feijóo más que cumplió sus expectativas, como también hizo el BNG. La aparición de Podemos y su inesperada alianza de los inicios con el histórico Xosé Manuel Beiras y la constitución de las exitosas Mareas en 2015 dejó a la izquierda nacionalista al borde de la extinción. En los últimos cuatro años, se mantuvo en el Parlamento gallego como fuerza minoritaria, con seis escaños. Ayer, su candidata, Ana Pontón, confirmó la renovación y situó al BNG como segunda fuerza, con 19 escaños.

"Queríamos más, poner en marcha un cambio gallego", dijo Pontón a pesar de los buenos resultados. "Hoy empieza una nueva etapa y empezamos a trabajar para que dentro de 4 años ese cambio sea posible y este país pueda tener una presidenta".

El crecimiento del BNG corrió en paralelo a la salida del Parlamento gallego de la candidatura respaldada por Podemos y Pablo Iglesias. Las Mareas de 2016 concurrieron separadas: Galicia en Común –la candidatura de Iglesias– y la muy minoritaria Marea Galeguista. Las malas previsiones para los morados en campaña se confirmaron. El candidato de Galicia en Común, el diputado de Unidas Podemos Antón Gómez Reino, calificó ayer la pérdida de la totalidad de los 14 escaños de 2016 de "fracaso". "Son unos malos resultados sin paliativos", dijo. En la misma línea, Iglesias dijo por redes sociales que "nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido".

Ayer también resultaron perdedores Cs y Vox, que no lograron entrar en el Parlamento. Allí, la tercera fuerza será el PSOE gallego, la fuerza que menos se movió, ni siquiera para salir de su discreta posición. Mantuvo los 14 escaños que tenía y no logró ascender tampoco de la tercera posición. Tras el escrutinio, Caballero admitió que "los resultados no son lo que esperábamos" y como hizo también el PSOE desde Madrid, lo achacó a la "peculiaridad" de las primeras elecciones de la Covid, que afectó a la "precampaña y la campaña, un proceso de desescalada y de ‘nueva normalidad’", enumeró Caballero.

Composición del parlamento gallego tras las elecciones del 12-J.
Composición del parlamento gallego tras las elecciones del 12-J.
Carlos Gámez

Las claves

Votar en tiempos de coronavirus. Los gallegos acudieron ayer a las urnas entre medidas de precaución y con uno de los brotes más activos en su territorio. En la comarca de A Mariña, en Lugo, se mantienen restricciones de movimiento y ayer se prohibió a las personas contagiadas ir a votar.

Menor participación en 23 años. Aunque a mediodía era cuatro puntos superior a 2016, en el cómputo final la abstención del 12-J fue la mayor de los últimos 23 años. Solo votó el 58,8%.

■ Solo tres grupos en el Parlamento. Con la salida de las Mareas/Galicia en Común, solo tendrán representación el PP, el BNG y el PSdGa.

■ Un escaño en Pontevedra. PP y PSdGA se disputaban un escaño allí por pocos votos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento