Baleares quiere poner cerco a los rebrotes y multará con 600.000 euros la organización de fiestas ilegales

  • También se sancionará la participación en las mismas.
Una fiesta con turistas ingleses en una playa de Palma de Mallorca.
Una fiesta con turistas ingleses en una playa de Palma de Mallorca.
GTRES

La pandemia sigue ahí. Ese es el mensaje que quieren mandar las autoridades en plena nueva normalidad y cuando el turismo ya se está reactivando. Pero las aglomeraciones siguen siendo un peligro y el Gobierno de Baleares lo sabe. Por eso ha reaccionado: multará con hasta 600.000 la organización y participación en fiestas ilegales, aunque las sanciones bajarían en el caso de que las celebraciones autorizadas simplemente excedan el aforo. Además, podrán multar con 100 euros a quienes no lleven mascarilla.

El Ejecutivo balear anunció este viernes la entrada en vigor el lunes de la normativa de las mascarillas, que también establece la prohibición de reuniones de más de 70 personas al aire libre y de 30 en espacios cerrados, al tiempo que ha aprobado un decreto con un régimen sancionador para quien incumpla.

La portavoz del ejecutivo autonómico, Pilar Costa, ha afirmado que estas medidas no tienen ánimo recaudatorio, sino que buscan el equilibrio entre garantizar una buena salud y reactivar la economía.

Y para reforzar el cumplimiento de las nuevas normas, que en el caso del uso de mascarillas hace excepciones en playas y en piscinas, a la hora de consumir alimentos y bebidas y de practicar deporte, el Govern ha aprobado una serie de multas.

En el caso de no llevar mascarilla, la sanción será de 100 euros, pero las multas podrán ascender hasta los 600.000 para los que se lucren con reuniones o fiestas que superen el aforo permitido.

El nuevo decreto balear fija multas leves de 100 a 3.000 euros para establecimientos que no ofrezca información sobre horarios, aforos, distancia social y uso de mascarillas, y a los que superen los límites de aforo o de número de personas permitidas cuando afecten a menos de 15 personas.

Las graves, 3.001 a 60.000 euros, engloban organizar reuniones, fiestas o eventos en espacios públicos y privados en los que se produzcan aglomeraciones y exceder los límites de aforo e casos que no sean ni leves ni muy graves.

Las multas más altas, que corresponden a las infracciones muy graves y son de entre 60.001 y 600.000 euros, contemplan la comercialización de reuniones o fiestas en las que se produzcan aglomeraciones.

Estas multas, aplicables a personas, empresas y entidades, están vigentes desde hoy y este fin de semana ya se podrán imponer a los que incumplan las limitaciones del decreto de nueva normalidad de Baleares, que establece ciertos aforos. A partir del lunes se aplicará a las nuevas medidas de uso de mascarillas y límites de reuniones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento