Uno de los dinosaurios más famosos de 'Parque Jurásico' era muy diferente a cómo lo mostraron

  • Se trata del Dilophosaurus, una especie que vivió hace 183 millones de años.
Imagen del Dilophosaurus, tal y como lo representó la película 'Parque Jurásico'.
Imagen del Dilophosaurus, tal y como lo representó la película 'Parque Jurásico'.
ARCHIVO

La película de Parque Jurásico lo mostró como un pequeño dinosaurio que escupe veneno, con dos crestas y un volante alrededor del cuello. Sin embargo, la apariencia real del Dilophosaurus, la especie retratada en la gran pantalla, dista mucho de lo que se pudo ver entonces.

Un nuevo análisis liderado por un investigador de la Universidad de Texas y publicado esta semana en Journal of Paleontology muestra al Dilophosaurus como un animal más grande, hasta seis metros de largo y más parecido a las aves modernas que a los reptiles.

A pesar de haber aparecido en el cine, los científicos sabían muy poco sobre esta especie, según explica el autor principal del estudio, Adam Marsh, en un comunicado. "Es prácticamente el dinosaurio mejor y peor conocido. Hasta este estudio, nadie sabía cómo era el Dilophosaurus o cómo evolucionó", ha asegurado.

Esta especie habitó la Tierra hace 183 millones de años, en el Jurásico inferior. Marsh estudió, junto al profesor Timothy Rowe, varios especímenes de Dilophosaurus y puso luz sobre varias investigaciones confusas en torno al primer fósil que se encontró y que estableció el estándar para todos los siguientes hallazgos. "Ese fósil fue reconstruido con yeso, pero un artículo de 1954 que describe el descubrimiento no aclara qué ha sido reconstruido, un hecho que hace que sea difícil determinar qué parte del trabajo inicial se basó en el registro fósil real", sostiene Marsh.

De acuerdo a estas primeras descripciones, este dinosaurio tendría una cresta frágil y mandíbulas débiles, una descripción que inspiró primero a la novela y posteriormente a la película homónima, en la que se veía como un dinosaurio esbelto que sometía a su presa con veneno.

No obstante, los descubrimientos de Marsh apuntaban a una especie muy distinta. Las mandíbulas mostraban signos de haber servido de soporte para unos músculos potentes, y también descubrió que algunos huesos poseían bolsas de aire, lo que habría ayudado a reforzar el esqueleto "como una envoltura de burbujas: el hueso está protegido y fortalecido", ha descrito Marsh.

Esta característica también la poseen las aves modernas y la tuvieron los dinosaurios más gigantescos que poblaron el planeta. En ambos casos los alvéolos ayudaban a aliviar el peso, lo que ayudó a los grandes dinosaurios a mover sus voluminosos cuerpos y a las aves a volar.

Además, muchas aves utilizan las bolsas de aire para otras funciones, desde inflar algunas zonas de la piel durante los rituales de apareamiento o para ayudar a dispersar el calor. Esto hace pensar que la intrincada variedad de bolsas de aire presente en el Dilophosaurus podría tener funciones similares.

Esta revisión actualizada sobre el Dilophosaurus ayudará a los paleontólogos a identificar mejor las muestras en un futuro, indica Marsh. La investigación ya está dando sus frutos después de haber identificado varios cráneos de menor tamaño que también pertenecían a un Dilophosaurus. "Nos dimos cuenta de que no era un nuevo tipo de dinosaurio, sino un Dilophosaurus joven, lo que es realmente genial", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento