Ciudadanos carga contra el nacionalismo y su "fascinación por la violencia y el terrorismo" en el cierre de campaña

Ciudadanos ha celebrado este viernes, en el último día de campaña para las elecciones gallegas del domingo, un mitin en Santiago centrado en el lema 'Stop Nacionalismo' y en el que el portavoz del partido en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, ha cargado contra la "fascinación" de los partidos de esta ideología por "la violencia y el terrorismo".
El portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, la candidata de Cs a la Xunta, Beatriz Pino, y el diputado en el Congreso Guillermo Díaz, en un acto de campaña en Santiago.
El portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, la candidata de Cs a la Xunta, Beatriz Pino, y el diputado en el Congreso Guillermo Díaz, en un acto de campaña en Santiago.
EUROPA PRESS

Así lo ha expresado frente a decenas de simpatizantes de la formación, durante un acto en formato de coloquio en plena Alameda de la capital gallega, donde también han participado el diputado en el Congreso Guillermo Díaz y la candidata de Ciudadanos a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Beatriz Pino, quien ha tenido palabras para recordar que se cumplen 23 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco por ETA.

En este contexto, el portavoz del partido naranja en las Cortes Valencianas ha lamentado que Compromís, "el BNG valenciano" que cogobierna con PSOE y Unidas Podemos, "apoye a gentuza como los de Bildu", para seguidamente apuntar la "fascinación que tiene el nacionalismo por la violencia y el terrorismo que ha asolado este país".

"A mí se me cae el alma a los pies cuando veo que al señor Otegi (líder de EH Bildu) lo paran en las calles de Cataluña para hacerse un selfi con él. Eso tiene que ver con el adoctrinamiento, porque si a los hijos de los catalanes les hubiesen explicado realmente lo que fue ETA, lo que hizo ETA, no solamente en el resto de España sino también en Cataluña estoy seguro de que no le pararían en la calle para hacerse un selfi", ha relatado.

Paralelo a ello, Toni Cantó ha acusado al nacionalismo de "convertirse en un lastre" que "dificulta mucho la modernización" del país no solo en Galicia, sino también en Euskadi, en Cataluña y en su tierra, en la Comunidad Valenciana. No en vano, ha criticado que esta problemática "ha contado con la connivencia, la complicidad y la ayuda del Partido Popular y del Partido Socialista".

Todo esto, ha añadido Cantó, se manifiesta a través de "una ley electoral injusta", que permite que estas formaciones estén "siempre sobrerrepresentadas" en las instituciones; a través de la ausencia de una Selectividad y una tarjeta sanitaria "únicas"; y a través de una España con "serios problemas de igualdad y de modernización", de lo que ha insistido en culpar a populares y socialistas por "ir cediéndoles privilegios".

"LA IMPOSICIÓN DE UNA LENGUA"

Además, ha criticado la "pérdida" de "control" que, a su modo de ver, sufre el Estado español con respecto a la enseñanza, porque uno de los problemas "fundamentales" que conlleva este escenario es "la imposición de una lengua". "El nacionalismo siempre entra así: empieza con la lengua y va dándole contenido crítico y haciendo que la noción de España, de la monarquía, de la igualdad y de cualquiera que no sea nacionalista tenga en los libros de texto connotaciones negativas".

En este sentido, ha dicho que "no se podría entender" el conflicto soberanista de Cataluña "sin ese trabajo que ha ido haciendo el nacionalismo y que el PSOE y el PP han ido permitiendo en las escuelas y universidades catalanes, que se han convertido en un lugar en el que ya no hay libertad".

También se ha referido a la Comunidad Valenciana, en cuyas Cortes ejerce de portavoz del partido, para asegurar que cuando él era pequeño se estudiaba "mucho en español, un poquito en valenciano y un poquito en inglés".

"Ahora, en la Comunidad Valenciana y en el resto de comunidades donde hay nacionalismo, se estudia mucho en valenciano o en la lengua de la comunidad autónoma, muy poquito en español y se sigue estudiando muy poquito en inglés". "Crea un problema serio de competitividad frente a otras comunidades", ha afirmado Cantó.

De ello se ha servido para afear al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, que su partido en Euskadi "obligue" a que los niños "estudien en la lengua que ellos quieren", mientras ellos mismos llevan a sus hijos "a las escuelas privadas más caras donde estudian en la lengua que ellos desean". "Esta es la hipocresía de un nacionalismo que queremos combatir", ha apostillado.

LLENAR LAS URNAS "DE PAPELETAS NARANJAS"

Frente a todo esto, y ante las elecciones que se celebrarán en Euskadi y Galicia este domingo, Cantó ha apelado a "llenar las urnas de papeletas naranja", porque "solo" Ciudadanos son "los garantes" de la igualdad frente a un nacionalismo ante el cual PP y PSOE "se han rendido".

En esta misma línea se ha pronunciado el diputado en el Congreso Guillermo Díaz, quien ha agregado que el Partido Socialista "es nacionalista allí donde le renta" y Podemos es "independentista allí donde hay independentismo". "Es más, ¿a favor de quién pierde votos Podemos? Aquí, hacia el BNG", ha apuntado.

Cs, "MÁS NECESARIO QUE NUNCA"

Por su parte, la candidata del partido liberal a la Xunta, Beatriz Pino, ha recordado los "ataques continuos" que sufrió la sede de Cs en Santiago de Compostela y que se toparon con el "silencio absoluto" del resto de fuerzas políticas. "Al final, es una cuestión de respeto al que piensa distinto", ha añadido.

Tras reivindicar que Ciudadanos "nació en Cataluña para luchar contra el nacionalismo", ha insistido en que por eso mismo en la Comunidad gallega "es más necesario que nunca". "Hay mucha gente en Galicia y fuera de Galicia que minimiza lo que es el BNG", ha expresado Pino.

Así, ha recordado que el Bloque concurrió a las elecciones europeas del 2019 junto a ERC y EH Bildu en "la papeleta de la vergüenza", tal y como la ha denominado, lo que significa que "su candidato" era Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat que se encuentra en prisión.

"Parece que el BNG es menos nocivo que otros partidos nacionalistas, cuando hacen exactamente lo mismo que los nacionalistas catalanes. Ese es el modelo que quieren para Galicia, eso es lo que negocia el BNG cuando está en Madrid: estatus distinto, privilegios nacionalistas. Pero medidas para los gallegos, ni una sola", ha continuado.

Según Pino, "hace falta un proyecto de centro y liberal" que acuda a las elecciones del 12J frente a un PP que "habla de país" en referencia a Galicia y frente a un PSdeG-PSOE "echado, literalmente, en brazos de nacionalistas y populistas", una "pinza peligrosa" que "puede acabar llegando a la Xunta".

Finalmente, la candidata de Cs ha alzado la voz para cargar contra los que "reparten carnés de gallegos" y ha prometido que luchará y trabajará, si llega al Gobierno autonómico, "para conseguir mejoras para todos los gallegos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento