José Cendón
José Cendón fotografiado por André Biolcatti. André Biolcatti

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha contactado con su homólogo británico para pactar "una acción concertada" en la liberación del fotógrafo español José Cendón, ta que iba acompañando a un periodista británico, explicó.

Dos periodistas, entre ellos el fotógrafo español José Cendón, han sido secuestrados en Somalia por un grupo de hombres armados.

Al parecer, el secuestro se produjo en Bosasso, la capital económica de la región de Puntlandia. Exteriores, tras informar de la noticia a la familia del fotógrafo, ha explicado que la embajada de España en Nairobi (Kenia) está en "permanente contacto con las autoridades somalíes para ver qué se puede hacer".

Otros secuestross

También han sido raptados dos somalíes que trabajaban para los periodistas como traductores

Los periodistas trabajaban sin escolta cubriendo una información sobre la piratería en el país, según diversas fuentes. Cendón, de 34 años, trabaja como freelance para la agencia francesa AFP, que tiene su base en Adis Abeba (Etiopía).

Respecto al otro periodista secuestrado, no se ha podido precisar su identidad, pero autoridades locales afirman que podría tratarse de un británico que trabaja para el periódico The Daily Telegraph. Junto a ellos, también han sido raptados dos somalíes que trabajaban para los primeros como traductores.

No es primer secuestro de este tipo que se produce en el país africano. De hecho, dos periodistas 'freelance' de nacionalidad canadiense y australiana, Amanda Lindhout y Nigel Brennanm, fueron secuestrados el pasado agosto en la capital somalí, Mogadiscio, y todavía no han sido liberados.

Médico y enfermera

También en Puntlandia, en diciembre del pasado año, una médico española y una enfermera argentina fueron secuestradas por pistoleros, que las liberaron en enero de este año tras cobrar un rescate que, según fuentes locales, ascendió a 200.000 dólares.

El fotógrafo español José Cendón, que trabaja para la agencia francesa AFP, y que tiene su base en Adis Abeba, es uno de los periodistas secuestrados en el norte de Somalia, según el conductor del vehículo en el que viajaba cuando fue capturado.