¿Qué son los granos ciegos y cómo deshacerse de ellos?

La aparición de granos en el rostro puede tener causas muy diversas.
La aparición de granos en el rostro puede tener causas muy diversas.
ARCHIVO

Se conoce como granos ciegos a aquellos granos internos o enquistados, que no son tan evidentes como las espinillas que salen al exterior, pero que igualmente causan molestia, dolor e irritación en la piel, la cual se ve abultada y enrojecida.

Al igual que otro tipo de granos, no conviene apretarlos ni tratar de manipularlos de forma que quede herida, ya que se pueden infectar y, posteriormente, quedarán marcas o cicatrices. 

¿Cómo tratar los granos ciegos?

Como los granos ciegos o internos se producen debido a la inflamación de un poro, lo primero que se puede hacer es llevar a cabo una correcta higiene facial. Así, lavar la cara con agua y jabón es fundamental para eliminar impurezas y suciedad que pueda tener la piel. 

Posteriormente, las soluciones para curar el grano van encaminadas a que el grano interno se abra y se forme la cabeza, de tal modo que va a ser fundamental abrir el poro. Para ello, se puede usar una compresa de agua tibia sobre la piel o utilizar vapor de agua mediante una olla puesta a hervir. 

Otros trucos consisten en llevar a cabo una exfoliación, aunque esta debe ser suave y hay que tener cuidado en no dañar la piel, ya que la zona donde está el grano es más delicada y una exfoliación agresiva puede dar lugar a heridas y, después, a marcas y cicatrices.

Algunos productos pueden ayudar a tratar los granos internos. Hay algunos que se pueden adquirir en farmacias o tiendas de cosméticos que ayudan a eliminar los granos o a reducir sus efectos. 

Un ejemplo es el aceite de árbol de té, que con sus propiedades puede acelerar el proceso de curación y evitará infecciones. El hielo puede servir para bajar la inflamación causada por el grano y, también, es muy conocido el uso del bicarbonato de sodio. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento