Meghan Markle defiende a sus amigas contra el tabloide británico que quiere exponerlas públicamente

Meghan Markle durante una visita al Castillo de Cardiff en Cardiff
Meghan Markle durante una visita al Castillo de Cardiff en Cardiff.
GTRES

Para poner en contexto sobre esta noticia es necesario saber que la batalla legal de los duques de Sussex contra el grupo editorial Associated Newspapers, que posee, entre otras publicaciones, el diario The Daily Mail, está en uno de sus puntos más álgidos.

Los abogados de Meghan Markle y el príncipe Harry han presentado un escrito asegurando que la actriz sufrió "una angustia emocional tremenda" que "dañó su salud mental" por culpa de la sobreexplotación a la que fue sometida por varios tabloides birtánicos, lo cual quedaría corroborado por varias de sus amistades.

"Sus amigas jamás la habían visto en este estado, así que hicieron bastante bien al preocuparse por su bienestar. Sobre todo, porque entonces estaba embarazada y la Institución [la familia real británica] la había dejado desprotegida prohibiéndole que se defendiera", comunicó el equipo legal de los duques, dejando en un mal lugar a Isabel II y sus normas de comunicación, y gran parte del motivo por el que decidieron abandonar su protección.

Es especialmente significativo que, dentro de la propia demanda se van conociendo nuevos puntos de vista, como aquellas declaraciones anónimas que cinco de las amigas de Meghan Markle hicieron a la revista norteamericana People defendiéndola de la prensa británica en enero de 2019 y en las que criticaban abiertamente la actitud y las formas de Thomas Markle, padre de la duquesa y por aquel entonces un enorme generador de contenido sobre (o más bien en contra de) su hija.

Según la empresa editorial demandada, la actriz estaba más que al corriente de lo que harían sus amigas, mientras que Meghan Markle lo niega tajantemente, y eso ahora ha dado un paso más en el juicio.

Según una fuente cerca a la esposa del príncipe Harry le ha contado a la cadena CNN, el equipo de abogados de Meghan ha presentado una solicitud en la corte para evitar que Associated Newspaper haga públicos los nombres de las cinco amigas.

Dichos nombres aparecían en un documento confidencial proporcionado al juez y a la defensa por parte precisamente del equipo legal de Meghan Markle como parte del proceso judicial después de que uno de los periódicos del grupo publicara extractos de una carta que la duquesa le envió a su padre y cuyo tono no era precisamente conciliador (es de sobra sabida la relación de Markle con su familia paterna).

"Creemos con vehemencia que la amenaza de publicación por parte de [el periódico] Mail no tiene nada que ver con el caso, y solo se está haciendo para que el Mail pueda apuntar y atacar a cinco mujeres inocentes a través de las páginas de sus periódicos y su sitio web", afirma la fuente.

"Para dejar las cosas claras", ha dicho un portavoz del periódico, "The Mail on Sunday no tenía ninguna intención de publicar las identidades de las cinco amigas este fin de semana. Pero su prueba es parte del corazón del caso y no vemos la razón por la que sus identidades deben mantenerse en secreto. Es por eso que le dijimos a los abogados de la duquesa la semana pasada que la cuestión de su confidencialidad debería ser adecuadamente considerada por el tribunal".

La palabra de Meghan

Según la fuente cercana a la duquesa, esto es un intento de "intimidación" tanto a ella como a sus amigas antes de que el caso llegue ante el tribunal, en cuyo caso las cinco mujeres podrían ser llamadas como testigos.

Esto ha hecho que la propia duquesa haya acabado presentando un escrito que ha sido recogido por la revista People: "Associated Newspapers, propietaria de The Daily Mail y The Mail on Sunday, amenaza con publicar los nombres de cinco mujeres, cinco ciudadanas privadas, que eligieron por su cuenta hablar anónimamente con un medio de comunicación estadounidense hace más de un año para defenderme del comportamiento de intimidación de los medios sensacionalistas de Gran Bretaña".

"Estas cinco mujeres no están siendo juzgadas, ni yo tampoco. La empresa editorial de The Mail on Sunday es la que está siendo juzgada. Es esta editorial la que actuó ilegalmente y está tratando de evadir la responsabilidad creando un circo y distrayendo de lo más importante de este caso: que publicaron ilegalmente mi carta privada", sostiene Meghan Markle.

"Cada una de estas mujeres es una ciudadana privada, una madre joven, y cada una de ellas posee el derecho básico a la privacidad. The Mail on Sunday está jugando al sensacionalismo con vidas reales", finaliza la duquesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento