Baja fiscalidad, reformar las pensiones, abaratar el despido, liberalizar... la filosofía de Donohoe y los países 'duros'

Paschal Donohoe, a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas.
Paschal Donohoe, a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas.
AIDAN CRAWLEY / EFE

Disciplina económica, baja fiscalidad, apuesta por la liberalización del mercado, reformas en el mercado laboral y de las pensiones... Son las tesis que defiende Holanda, líder de los países 'duros', y que coinciden con la posición de Paschal Donohoe, el conservador ministro de Finanzas irlandés, que ha sido elegido nuevo presidente del Eurogrupo.

Su victoria frente a Nadia Calviño, la ministra de Asuntos Económicos española, es un duro revés para la posición del Gobierno español. El irlandés Donohoe forjó su triunfo gracias al apoyo de los países nórdicos y bálticos (Finlandia, Letonia, Lituania, Estonia), así como del bloque de tres países que lidera Holanda (más Bélgica y Luxemburgo). Junto a Austria, todos ellos coinciden en exigir duras condiciones a los países del sur (España, Italia, Portugal y Grecia, básicamente) a cambio de los fondos de reconstrucción por la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus.

Así, el revés para el Gobierno español es mayúsculo, porque además el Ejecutivo de Pedro Sánchez casi daba por hecha la victoria de Calviño. Donohoe, por ejemplo se opone a la 'tasa Google' que promueven Francia y España, con el argumento de que puede traer una guerra comercial con el presidente de EEUU, Donald Trump.

No obstante, del nuevo presidente del Eurogrupo también se destaca su talante negociador y es probable que trata de tender puentes entre los dos grandes bloques, el de países pequeños del Norte y el bloque del Sur que, pese a la derrota, ha contado con el poderoso apoyo de Alemania, además de Francia (la otra locomotora europea).

Por tanto, es probable, según apuntan economistas a 20minutos, que el democristiano Donohoe, miembro del Partido Popular Europeo, busque acuerdos sobre la base de ayudas millonarias, pero a cambio de profundizar en políticas de liberalización. Está por ver hasta dónde llegan esas condiciones de los países duros y si, como exige Holanda, afectan al mercado laboral (abaratar el coste del despido en España) y al sistema de pensiones (fomentando las pensiones privadas).

Previsiblemente la presión de los autodenominados países 'frugales' (Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria) será muy fuerte en esta línea, pero es de esperar que el irlandés Donohoe busque puntos intermedios entre los 'duros' o 'frugales', con quienes tiene muchas más coincidencias ideológicas y le han apoyado, y los países del sur.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento