La Generalitat catalana deberá indemnizar con 12.000 euros a una profesora golpeada y amenazada por un alumno en clase. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya ha considerado que el Departament d'Educació debería haber advertido a la maestra de la conducta agresiva del menor.

La maestra sufre todavía síndrome de estrés post-traumático
Los hechos se remontan al año 2004, cuando el joven golpeó a la profesora en la cara y
la agarró por el cuello mientras la mantenía sujeta contra la pared con la rodilla, delante del resto de alumnos de la clase, en un instituto del Prat de Llobregat. La maestra sufre todavía síndrome de estrés post-traumático.