Protestas ante una iglesia por echar de sus inmediaciones a una mujer negra que estaba sentada en el césped

Cartel
Cartel
Twitter
Los hombres que le instaron a irse colgando un cartel y diciendo "all lives matter", una consigna contra el movimiento 'Black Lives Matter'.

La iglesia de St. Paul First Lutheran situada en North Hollywood (EE UU) fue escenario de una protesta el pasado miércoles debido a un incidente entre dos hombres y una mujer negra que estaba sentada en el césped del edificio. Los hombres le instaron a irse colgando un cartel y diciendo "all lives matter", una consigna contra el movimiento 'Black Lives Matter'.

La mujer, de nombre Alex Marshall-Brown, grabó cómo los hombres colgaban en un árbol un cartel que prohibía entrar en la propiedad ilegalmente, cuando ella ya se encontraba sentada en el césped que rodea el edificio. "Esto es por ti, 'all lives matter' (todas las vidas importan)", le dijo el hombre mientras colgaba la señal. 

"No estoy molestando a nadie. Estoy sentada aquí trabajando, así que esto es excesivo", se defendió la mujer. En cuanto el vídeo fue publicado, amigos de Marshall-Brown acudieron al lugar para ayudar y mostrar su apoyo, algo que se convirtió en una protesta posteriormente. 

La disculpa de la iglesia

St. Paul First Lutheran Church es también una institución educativa cuyo colegio tiene una norma que prohíbe merodear por las inmediaciones del edificio por la seguridad de los alumnos. Sin embargo, el director del centro, Santiago Botero, dijo que la mujer "claramente no estaba haciendo daño a nadie ni a la propiedad".

En un post de Facebook pidiendo disculpas, la iglesia quiso dejar claro que "el manejo del incidente no representa los valores de la iglesia ni del colegio". De la misma manera, los dos voluntarios del centro religioso que colgaron el cartel tampoco representan dichos valores, por lo que "han solicitado de manera voluntaria retirarse de sus posiciones", se lee en el comunicado.

"Lo que he visto en el vídeo me ha ofendido personalmente y me gustaría pedir disculpas en nombre de St. Paul’s First. Intentaré contactar con Alex por si quisiese hablar conmigo en persona de lo sucedido, dándole la oportunidad de reunirnos", escribió Santiago Botero en el comunicado. La víctima se reunió con los representantes de la iglesia, que le comentaron "que no merecía esa clase de comportamiento" por parte de los dos hombres.

Según ella, los líderes religiosos del centro le comunicaron que comenzarán un programa de sensibilización racial en la institución, aunque ya hay varias protestas convocadas por el movimiento 'Black Lives Matter' en la iglesia el próximo domingo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento