Los poemas más bonitos y famosos

  • Las listas de los usuarios de 20minutos
Rafael Alberti descendiendo de un avión Iberia (1977). Toto Iberia Airlines, Wikimedia Commons
Rafael Alberti descendiendo de un avión (1977). Foto Iberia Airlines, Wikimedia Commons

Neruda, Lorca, Hernández,... muchos son los poetas que han marcado la historia de la literatura española desde sus orígenes hasta nuestros días. Grandes maestros de las letras en la diversa y rica lengua de Cervantes

Vamos a mostrar en esta pequeña selección algunos de los  poetas más importantes para los lectores de 20minutos. Lista creada por Venhut

  • 1
    Me gusta cuando callas (Pablo Neruda)

    Me gusta cuando callas (Pablo Neruda)


    Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
    y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
    Parece que los ojos se te hubieran volado
    y parece que un beso te cerrara la boca.

    Como todas las cosas están llenas de mi alma
    emerges de las cosas, llena del alma mía.
    Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
    y te pareces a la palabra melancolía.
  • 2
    Gacela de la terrible presencia (Federico García Lorca)

    Gacela de la terrible presencia (Federico García Lorca)


    Yo quiero que el agua se quede sin cauce.
    Yo quiero que el viento se quede sin valles.

    Quiero que la noche se quede sin ojos
    y mi corazón sin la flor del oro.

    Que los bueyes hablen con las grandes hojas
    y que la lombriz se muera de sombra.

    Que brillen los dientes de la calavera
    y los amarillos inunden la seda.

  • 3
    Poema XX (Pablo Neruda)

    Poema XX (Pablo Neruda)


    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

    Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
    y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

    El viento de la noche gira en el cielo y canta.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

    En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
    La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
  • 4
    Volverán las oscuras golondrinas (Gustavo Adolfo Bécquer)

    Volverán las oscuras golondrinas (Gustavo Adolfo Bécquer)


    Volverán las oscuras golondrinas
    en tu balcón sus nidos a colgar,
    y otra vez con el ala a sus cristales,
    jugando llamarán;

    pero aquellas que el vuelo refrenaban
    tu hermosura y mi dicha al contemplar;
    aquellas que aprendieron nuestros nombres,
    esas... ¡no volverán!
  • 5
    La princesa está triste (Rubén Darío)

    La princesa está triste (Rubén Darío)


    La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
    Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
    que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
    La princesa está pálida en su silla de oro,
    está mudo el teclado de su clave sonoro,
    y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.
  • 6
    El remordimiento (Jorge Luis Borges)

    El remordimiento (Jorge Luis Borges)


    He cometido el peor de los pecados
    que un hombre puede cometer. No he sido
    feliz. Que los glaciares del olvido
    me arrastren y me pierdan, despiadados.

    Mis padres me engendraron para el juego
    arriesgado y hermoso de la vida,
    para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
    Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

    no fue su joven voluntad. Mi mente
    se aplicó a las simétricas porfías
    del arte, que entreteje naderías.
  • 7
    Se equivocó la paloma (Rafael Alberti)

    Se equivocó la paloma (Rafael Alberti)


    Se equivocó la paloma.
    Se equivocaba.

    Por ir al Norte, fue al Sur.
    Creyó que el trigo era agua.
    Se equivocaba.

    Creyó que el mar era el cielo;
    que la noche la mañana.
    Se equivocaba.

    Que las estrellas eran rocío;
    que la calor, la nevada.
    Se equivocaba.
  • 9
    La canción del pirata (José Espronceda)

    La canción del pirata (José Espronceda)


    Con diez cañones por banda,
    viento en popa a toda vela,
    no corta el mar, sino vuela
    un velero bergantín;

    bajel pirata que llaman,
    por su bravura, el Temido,
    en todo mar conocido
    del uno al otro confín.
  • 10
    Si el hombre pudiera decir lo que ama (Luis Cernuda)

    Si el hombre pudiera decir lo que ama (Luis Cernuda)


    Si el hombre pudiera decir lo que ama,
    si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
    como una nube en la luz;
    si como muros que se derrumban,
    para saludar la verdad erguida en medio,
    pudiera derrumbar su cuerpo,
    dejando sólo la verdad de su amor,
    la verdad de sí mismo,
    que no se llama gloria, fortuna o ambición,
    sino amor o deseo,
    yo sería aquel que imaginaba;
    aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
    proclama ante los hombres la verdad ignorada,
    la verdad de su amor verdadero.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento