La mortalidad fue del 27% en las residencias de mayores catalanas durante el pico de la pandemia

Visitas en residencias durante la fase 2 de la desescalada.
Visitas en residencias durante la fase 2 de la desescalada.
JORGE PARÍS

La mortalidad en las residencias de ancianos catalanas llegó al 27,2% durante las semanas más duras de la pandemia de la Covid-19 y hasta el pasado 5 de julio, tal y como ha indicado este martes la consellera de Salut, Alba Vergés, en el Pleno monográfico del Parlament sobre la gestión de estos equipamientos durante la pandemia. 

Los fallecimientos se incrementaron cinco puntos respecto a los índices de mortalidad de los últimos años en estos centros, que estaban situados en el 22% (un millar de personas de media). A primeros de abril se multiplicaron por tres las visitas de la atención primaria de salud a las residencias, dando idea de la gravedad de la situación, tal y como ha detallado Vergés ante el hemiciclo catalán. 

Ha defendido la actuación del equipo de Salut así como el de Afers Socials del conseller Chakir El Homrani y ha asegurado que "todo lo que necesitaran los residentes lo incorporamos a nuestras órdenes". 

"Luchamos para que los internos que podían regresasen a casa de sus familiares", ha dicho, "lo encontrábamos de justicia igual que ahora luchamos para que vuelvan a la residencia". No obstante, sobre este punto y en una intervención posterior, la diputada de Cs Lorena Roldán ha exigido saber por qué familiares de internos en centros públicos "estuvieron 15 días sin saber nada de sus mayores" o por qué no se aceptó que efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME() desinfectaran algunos geriátricos. 

10.805 personas han superado la Covid en las residencias catalanas 

La titular de Salut ha explicado, visiblemente emocionada, que el pasado 22 de abril, en pleno pico de la pandemia, visitó la residencia de Igualada en la que trabajó durante cuatro años antes de ser consellera, y que se comprometió con sus antiguas compañeras "a hablar de ellas y de los mayores a los que han cuidado", a explicar, como ha hecho ante la bancada, que "se sentían culpables cuando habían hecho todo y más, abandonadas por la incomprensión de parte de sus familias y de parte de la sociedad y tristes por no contar con el mismo reconocimiento que el de los profesionales de la salud". 

La consellera de Salut, Alba Vergés, en el Pleno monográfico sibre residencias.
La consellera de Salut, Alba Vergés, en el Pleno monográfico sibre residencias.
ACN

Vergés ha dado algunos datos sobre los residentes en los geriátricos catalanes, como que el 10% sufren enfermedades crónicas avanzadas y más de la mitad demencia (54,3%), lo que aumenta su vulnerabilidad, o que su edad media es de 85 años (en datos de 2018), siete años más que en 2012 (77 años)

De media, un interno en un geriátrico toma 11 pastillas, lo que ha llevado a Salut a plantear "la incorporación de la figura del farmacéutico al modelo residencial", ha indicado la consellera. Esta ha querido dejar constancia, al final de su intervención, de que 10.805 personas mayores en residencias han conseguido superar la Covid-19 en Cataluña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento