Agentes de la Policía Foral han puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona a cuatro jóvenes acusados de dos delitos de robo y otro de tentativa en tres locales de Berrioplano y de la zona de Orvina, en el barrio pamplonés de la Chantrea, perpetrados en la madrugada del lunes.

Al parecer, trataban de acceder al interior de un estanco
Los detenidos son dos
vecinos de Berriozar, M.C.S., de 23 años, y J.P.I., de 19 años; I.L.G., de 18 años y vecino de Beriáin, e I.V.G., de 26 años y de Pamplona, según el Gobierno de Navarra.

Sobre las dos de la madrugada de este lunes, vecinos de la zona de Orvina alertaron a la sala de SOS Navarra de que un grupo de jóvenes había forzado la cristalera de un estanco y estaban intentando acceder al interior, aunque finalmente desistieron y huyeron en un vehículo. Rápidamente se movilizó al lugar una patrulla de la Brigada de Prevención de la Policía Foral, que logró interceptar el vehículo en la Ronda de Pamplona (PA-30), a la altura de los túneles de Ezcaba.

Los agentes encontraron en el interior del vehículo diverso material presuntamente robado esa misma noche en otros dos establecimientos, según pudo esclarecer la Policía Foral tras investigar los hechos. Concretamente, se les imputa un robo en una nave industrial de Berrioplano, en la que se apoderaron presuntamente, tras forzar la entrada, de diversas herramientas de obra, y otro en un bar de la calle Urroz, en la zona de Orvina. El valor de lo robado y de los daños ocasionados en los locales asciende a 6.000 euros.

CONSULTE AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA