Trucos para que las plantas de casa sobrevivan durante las vacaciones

  • El riego a través de un cordón o con botellas de agua incrustadas son dos de los métodos caseros mas socorridos.
  • Un error habitual: meter las macetas en la bañera con agua. Lo más probable es que se pudran y acaben muertas.
Algunas plantas de exterior.
Algunas plantas de exterior.
PIXABAY

Llega el verano, nos preparamos para salir de vacaciones y todos los años surge el mismo conflicto: ¿qué hacemos con las plantas? Recurrir a un amigo, vecino o familiar para que las cuide suele ser la idea más socorrida pero también una carga y responsabilidad para quien presta su ayuda, sobre todo, si la ausencia es prolongada. ¿Qué otras alternativas existen y pueden sacarnos de un apuro durante las vacaciones de verano, fines de semana y otras escapadas viajeras a lo largo del año? Estos son algunos de los más utilizados:

El método del cordón

Uno de los métodos caseros más sencillos para regar las plantas siempre y cuando se encuentren en macetas. Basta con sumergir el extremo de una cuerda de un material absorbente (por ejemplo algodón, lana, nylon o poliéster) Y de cierta longitud en una botella, recipiente o cubo lleno de agua y colocar el otro extremo dentro de la maceta.

Podemos hacer primero un hueco ayudándonos con un destornillador, bolígrafo o lápiz e incrustarlo en la tierra para lograr cierta profundidad, retirándolo luego e introduciendo la cuerda. Con un envase de dos litros se puede tener correctamente hidratada una maceta de tamaño medio aproximadamente durante un mes. Por supuesto, se pueden añadir al envase varios cordones (uno por maceta). Lo único que hay que tener en cuenta es colocar el recipiente con agua a mayor altura que las macetas.

Sistema de riego con botellas de plástico

Otro sistema muy simple, que a su vez puede realizarse de dos formas. Para la primera se necesita más espacio en la maceta y consiste en hacer unos agujeros muy finos en el lateral de una botella de plástico (por ejemplo con una aguja caliente) y enterrarla cerca de la planta que queremos empapar. Los agujeros de la botella deben mirar a la planta objetivo. Una vez enterrada hasta el cuello la llenamos con agua. La segunda manera de probar este método es haciendo unos pequeños agujeros en el tapón, llenando la botella con agua y colocándola boca abajo incrustada en la tierra para que se libere gota a gota.

El invernadero

Este método también permite dos formatos, más idóneo cada uno según el volumen de plantas que tengamos en casa. Se trata de envolverlas una a una en un plástico transparente que deje pasar la luz. Debajo del tiesto y sobre un plato de maceta u otro colocamos un trapo húmedo (también podría ser una esponja o esponjas). De esta forma, la humedad que la planta pierda se quedará en la bolsa y volverá a ella. Si tenemos muchas plantas o son de un tamaño considerable podemos realizar este sistema en la bañera así: colocando un plástico en la bañera y metiendo periódicos sobre él. Luego hay que empapar los periódicos, colocar las macetas encima y cerrar la cortina de la ducha.

Sistema de riego del cordón.
Sistema de riego del cordón.
WIKIHOW

Además de estos sistemas tan caseros y económicos también hay otros sistemas de riego en el mercado idóneos para estos casos y bastante económicos:

Hidrogel

Se trata de un polímero elástico compuesto en su mayor parte de agua y nutrientes, que se puede encontrar en distintos formatos: tubos inyectores, cristales o pequeñas perlas. ¿Cómo se utiliza? Enterrando las perlas debajo de la tierra, rociándola con ellas o bien situando el tubo boca abajo con su recipiente. El hidrogel se va descomponiendo poco a poco y libera el agua que contiene.

Conos de cerámica

La versión ‘sofisticada’ del método de las botellas. Unos conos de arcilla a los que se acopla una botella de agua y que se incrustan en la tierra quedando la botella boca abajo. Gracias a la porosidad de este material se irá empapando la tierra gota a gota.

Macetas autorriego o hidrojardineras

Son macetas y jardineras iguales que las tradicionales pero que disponen de un compartimento aislado en el fondo para almacenar agua, la cual se va suministrando a la planta a través del principio de capilaridad. Si tenemos pocas plantas puede ser útil, con muchas el gasto se dispara. Dependiendo del tamaño y la temperatura el agua puede durar de dos semanas a un mes y medio.

Kit de riego semiautomático

Mucho más eficaz y económico que el anterior para dar servicio a gran número de plantas. Estos kits cuentan con un depósito de agua propio al que se conecta un tubo de riego con varios goteros incrustados. Hay modelos que incluyen incluso un programador integrado para que la válvula del depósito se abra a una o unas horas concretas. El programador funciona con batería.

Algunos consejos útiles

Antes de coger las maletas y salir de casa, conviene tener estos consejos en cuenta:

- Eliminar las hojas secas o dañadas.

- Colocar algún cubo o barreño de agua por la habitación para que haya un extra de humedad.

- Olvidarse de meter las macetas en la bañera o algún otro recipiente con agua para que las raíces se mantengan húmedas. Lo más probable es que se pudran y acaben muertas.

- No regarlas en abundancia intentando suplir en un día lo que no tendrán en quince. Podrían desarrollar hongos por exceso de humedad.

- Si están en la terraza dejarlas en un lugar donde tengan luz natural pero en el que puedan estar casi siempre o siempre a la sombra. Si son de interior no dejarlas a oscuras mejor en algún lugar con luz indirecta o con las persianas semicerradas. De otra manera se debilitarán y hay muchas posibilidades de que mueran al no poder hacer la fotosíntesis.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento