Guardias de seguridad en hoteles de Melbourne tuvieron relaciones sexuales con viajeros en cuarentena por la Covid

Personal sanitario realiza pruebas de coronavirus a conductores en Melbourne, Australia, tras registrarse un rebrote de casos de COVID-19 en la ciudad.
Personal sanitario realiza pruebas de coronavirus a conductores en Melbourne, Australia, tras registrarse un rebrote de casos de COVID-19 en la ciudad.
DANIEL POCKETT / EFE

Las autoridades australianas anunciaron este martes que impondrán desde la medianoche del miércoles el confinamiento durante seis semanas en Melbourne, con cerca de 4,9 millones de habitantes, tras un rebrote de la COVID-19.

El jefe del Ejecutivo del estado australiano de Victoria, Daniel Andrews, cuya capital es Melbourne, anunció la medida con el objetivo de controlar la expansión de los nuevos contagios, que este martes registraron en esta jurisdicción 191 nuevos casos, la mayoría por contagios locales y al menos 37 vinculados a focos desconocidos.

Según han informado los medios australianos, las autoridades de Victoria sospechan que la principal causa del rebrote está varios hoteles donde se ha demostrado que los guardias de seguridad tuvieron relaciones sexuales con los viajeros extranjeros que se encontraban en cuarentena por el coronavirus, lo que supone una flagrante violación de los protocolos de aislamiento. 

Hasta 15 hoteles en Melbourne se ofrecieron como voluntarios para formar parte del programa de cuarentena que se lanzó en marzo. Los viajeros extranjeros que dieron positivo fueron trasladados en ambulancias a los hoteles. La mayoría de los casos nuevos son de guardias de seguridad privados empleados en los hoteles. El gobierno del estado de Victoria ha anunciado una investigación judicial sobre su programa de cuarentena de hoteles

Mostrar comentarios

Códigos Descuento