Morado afirma que Vox mantendría el gallego como lengua cooficial: "Tiene que ser un privilegio, no una imposición"

El cabeza de cartel de Vox por A Coruña, Ricardo Morado, reivindica que la formación lleva "la libertad" como "palo de su bandera" y remarca su rechazo a la "imposición lingüística", pero asegura que, si tuviese capacidad de gobierno en la Comunidad tras el 12 de julio, "por supuesto" que mantendría el gallego como lengua cooficial, ya que defiende que ambas lenguas, gallego y castellano, "coexistan".
Ricardo Morado, cabeza de lista de Vox por A Coruña.
Ricardo Morado, cabeza de lista de Vox por A Coruña.
VOX

"El gallego tiene que ser un privilegio, en ningún momento debería ser una imposición", ha argumentado, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha subrayado que Vox no aboga por "imponer el español por encima del gallego", sino por que en la Administración pública y en la educación "coexistan ambos idiomas en igualdad de condiciones, cosa que ahora mismo no sucede".

Morado, que tiene 42 años e inició su recorrido en la política con Vox en 2019 como coordinador de la zona de Ferrol, donde nació y tiene su residencia, eligió el partido de Santiago Abascal por que es, ha explicado, "el único proyecto social y patriótico" que le representa. "Siempre decimos que no somos nosotros quienes representamos los valores y el ideario de Vox, sino que es Vox quien nos representa a nosotros", ha indicado.

El motivo para que el ahora candidato, jefe de la plataforma logística de una empresa de supermercados situada en Narón, diese este "paso al frente" en la política se llama Valentina, su hija de tres años y, ha confesado, "su mayor motivación".

"Viviendo en Galicia en este contexto de deriva nacionalista en la que nos encontramos, quiero para mi hija una educación parecida a la que tuve yo cuando era pequeño. Ahora mismo Galicia se parece mucho a la Cataluña de hace 20 años y no me gustaría que mi hija se encontrase con un panorama similar al que se encuentran ahora los niños en Cataluña", ha advertido.

Por ello, concede "mucha importancia" a la educación. "Es muy importante la libertad, y subrayo la palabra libertad, para poder escoger el idioma en el que escolarizamos a nuestros hijos, ya sea en gallego o en español, pero que todos los padres puedan tener esa libertad", ha dicho, antes de destacar otras propuestas ya conocidas de su partido como el pin parental o un "cheque escolar" para que "la competencia sana" entre centros promueva "la excelencia".

RECHAZA "COMPONENDAS A PRIORI"

En un escenario en el que voces destacadas de su partido han identificado al actual presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, como "nacionalista" y han asegurado que es preciso tenerlo "vigilado", preguntado acerca de si el aspirante popular a la reelección tiene garantizado el apoyo de Vox si es llave para su continuidad al frente de la Xunta, ha evitado aclararlo.

Como argumento, ha esgrimido que "hacer componendas a priori", antes de que los gallegos "expresen su voluntad" en las urnas, le parece "hasta frívolo". Antes de hablar de "pactos" previos a que la ciudadanía vote, le parece que habría que abordar la "violencia" que los miembros de Vox están sufriendo en sus actos electorales de la campaña.

"Sufrimos la persecución permanente de sectarios amparados por el BNG y silenciados por casi todos los medios, que apenas dan cabida en sus espacios a toda esta violencia que estamos padeciendo", ha dicho el candidato de una formación que ha denunciado al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, por los altercados de un mitin de Lugo, demanda que acaban de presentar y sobre la que todavía no hay respuesta.

De las fuerzas de seguridad, ha destacado que "cumplen perfectamente con su obligación", pero ha hecho hincapié en que "no reciban la orden de disolver manifestaciones que no son legales o concentraciones" de personas que se sitúan "a escasos metros" para "amenazar de muerte o escupir" a miembros de Vox, llegando a "agredir". "Eso tiene mucho que ver con la dejación de funciones del delegado", ha subrayado.

MEDIDAS CON "LIGERO CARÁCTER ELECTORALISTA" EN A MARIÑA

Sobre la situación de A Mariña lucense, que sufre un brote de coronavirus que ha llevado a la Xunta a cerrar los accesos a la comarca temporalmente y la petición de formaciones como el BNG de que se suspendan las elecciones en la zona, Ricardo Morado ha trasladado a Europa Press que las medidas adoptadas "tienen un ligero carácter electoralista".

"Cuando nos comunicaron que las medidas de confinamiento eran solo de cinco días y no de diez o quince nos sorprendió mucho, la verdad", ha aseverado, antes de añadir que no se puede pronosticar la "evolución", pero ve "comprensible" que "muchos gallegos en su casa se estén pensando" si acudir o no a las urnas el domingo próximo.

Sobre cuál sería la primera medida que adoptaría Vox en Galicia si tuviese capacidad de Gobierno, el candidato ha situado como puntos "muy importantes" del programa de Vox "la reducción del gasto político" y ha avanzado la intención de hacer "una auditoría a entidades y sociedades subvencionadas por la Xunta".

También dan "mucho peso" a trabajar para solucionar los problemas de la industria en Galicia, y ha aludido al futuro de Alcoa en San Cibrao, Cervo (Lugo), o a la situación de la planta de Ence en As Pontes (A Coruña).

Sobre Alcoa ha rechazado pronunciarse sobre la posibilidad de intervenir la factoría, una vía a la que Feijóo se ha sumado en los últimos días, y ha puesto en duda cualquier "promesa" que pueda realizar el de Os Peares y que no se haya acometido después "de once años de gestión".

EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS: "17 MASTODONTES"

Finalmente, se ha mostrado crítico con el Estado de las Autonomías, "concebido en una primera instancia con muy buena voluntad", pero que ha resultado "fallido". "Nos hemos encontrado con 17 mastodontes con 17 gastos superfluos en muchas áreas", ha argumentado.

Por ello, Vox es partidario de que "se devuelvan competencias al Estado como educación o sanidad". De hecho, según el candidato, la pandemia evidenció que, si la sanidad "estuviera centralizada desde el principio, todo se hubiera podido coordinar mejor".

Por último, ha asegurado que tiene claro qué es para Vox Galicia como territorio: "una región española". "Unamuno decía que era vasco y, por ello, doblemente español. Nosotros tenemos la misma frase pero en nuestra región: Somos gallegos y, por tanto, doblemente españoles", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento