Logo del sitio

Ensalada de judías blancas y aguacate

Las legumbres, como la alubia blanca, son buena base para una ensalada nutritiva.
Las legumbres, como la alubia, son buena base para una ensalada nutritiva.
ordinaryvegan

Hemos hablado ya de que casi todo vale para una ensalada; sólo hay que romper esquemas y ponerle imaginación. La base pueden ser unas pocas verduras o muchas veces algún tipo de hidrato al que sumamos las hortalizas.

Entre esas bases para una ensalada nutritiva, de esas casi de plato único, están las legumbres. Hemos apuntado estos días una ensalada de garbanzos y atún; una de alubias con tomate, berros y ventresca; y otra de lentejas, tomate y queso feta.

Esta vez repetimos como las alubias o judías blancas, que esta vez vamos a acompañar del omnipresente aguacate, ese superalimento de moda. Tiene ácidos grasos monoinsaturados, compuestos bioactivos (alguno antioxidante), potasio, vitamina E, vitamina B6, ácido fólico y fibra.

Es verdad que el aguacate tiene hidratos de carbono y muchos ácidos grasos, pero resulta que lo suyo son grasas beneficiosas. Contiene fibra y tiene un efecto saciante, pero no tiene propiedades adelgazantes.

Ingredientes

  • 300 gr. de judías blancas cocidas
  • 1 aguacate grande
  • 2 o 3 tomates
  • 1 cebolla morada pequeña
  • Un puñado de aceitunas negras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre
  • Perejil o cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Información práctica

  • Tiempo de elaboración: 15 minutos (si no toca cocer las judías)
  • Calorías: unas 245 kcal

Elaboración

  1. Cocemos las alubias el día anterior o a primera hora para que las tengamos ya enfriadas.
  2. Lo más práctico es usar un bote de judías en conserva. Recuerda lavarlas bien bajo el grifo del agua y con cuidado de no romperlas.
  3. Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños ('brunoise').
  4. Las aceitunas, mejor sin hueso, las cortamos en mitades o cuartos.
  5. Limpiamos y cortamos los tomates en dados (con semillas o no, como gustemos).
  6. Vamos colocando todos los ingredientes en nuestra ensaladera.
  7. Añadimos el perejil o cilantro picado. Si optamos por el éste último recuerda que aporta más frescor y aroma, pero que tiene un sabor más marcado que no gusta a todos.
  8. Hacemos una vinagreta con 4 cucharadas de aceite y 2 de vinagre. Batimos hasta que emulsione.
  9. Lo último, el aguacate: para evitar que se oxide. Lo pelamos, lo partimos en dados y lo añadimos a la ensaladera.
  10. Vertemos la vinagreta, salpimentamos y a comer.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento