Los crucifijos en las escuelas "no molestan ni al PP ni a la mayoría de los españoles"

Monseñor Carlos Amigo y María Dolores de Cospedal se han pronunciado sobre la polémica de los crucifijos en las escuelas. (AGENCIAS).
Monseñor Carlos Amigo y María Dolores de Cospedal se han pronunciado sobre la polémica de los crucifijos en las escuelas. (AGENCIAS).
AGENCIAS

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha expresado este lunes el respeto de su formación por la sentencia de un juzgado de Valladolid en la que se obliga a un colegio público a retirar los crucifijos de sus aulas pero afirmó que los crucifijos no "molestan" ni al Partido Popular ni a "la inmensa mayoría de los españoles".

El PP ni comparte ni deja de compartir las sentencia judiciales

De Cospedal hizo estas declaraciones en una rueda de prensa, al término de la reunión del Comité de Dirección, al ser preguntada si su formación comparte esa decisión judicial. Según dijo, el PP "ni comparte ni deja de compartir las sentencia judiciales", sino que las respeta, "como es lógico y normal".

Dicho esto, subrayó que al PP "no le molesta en absoluto" que un crucifijo esté en un colegio público porque, según dijo, aunque España es un Estado aconfesional, la Constitución española "reconoce un papel especial a la Iglesia católica", que es "la confesión mayoritaria de los españoles".

En los mismos términos se manifestó el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, que afirmó que no ve "la necesidad" de que se deba retirar de las escuelas el crucifijo. "Como decía el profesor Tierno Galván, una vez que le preguntaron, el crucifijo es un símbolo de paz, que no ofende a nadie. No veo la necesidad", manifestó.

"No favorece a la convivencia"

También quiso participar en este debate el cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo, que consideró que la erradicación de un signo tan arraigado en nuestra cultura como lo es el crucifijo "no favorece la convivencia", que se construye con el "respeto". En este sentido, recalcó que lo importante es "ayudar a las personas a respetar los signos sean de la religión que sean".

Lo importante es ayudar a las personas a respetar los signos sean de la religión que sean

Por su parte, la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) ha señalado que la decisión judicial de Valladolid se enmarca en "una política de ataque rabiosamente laicista contra los símbolos religiosos". "Se trata de una desafortunada y grave decisión -interpreta CONCAPA en una nota- por cuanto afecta también a los padres del centro que han inscrito a sus hijos en la enseñanza de la religión católica y a los que no se ha tenido en cuenta".

Mientras, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, se mostró favorable a retirar los crucifijos de las escuelas públicas y pidió "realizar las modificaciones legales oportunas para eliminar del ordenamiento jurídico de todo lo que favorezca a cualquier religión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento