Primeros confinamientos masivos tras el estado de alarma por importantes rebrotes en Galicia y Cataluña

Imagen de la Calle Major de Lleida tras decretarse el confinamiento en la comarca del Segrià.
Imagen de la Calle Major de Lleida tras decretarse el confinamiento del Segrià.
ACN
Imagen de la Calle Major de Lleida tras decretarse el confinamiento del Segrià.
ACN

El rápido incremento de casos de coronavirus en dos importantes rebrotes en las comarcas de A Mariña (Lugo) y El Segrià (Lleida) ha obligado a anunciar este fin de semana los dos primeros confinamientos en España tras el fin del estado de alarma.

Este sábado, la Generalitat de Cataluña anunciaba el confinamiento del Segrià,  limítrofe con Aragón, en la que residen unos 210.000 habitantes y en la que se encuentra la capital de la provincia, tras constatar un aumento de los contagios, en su mayoría relacionados con la llegada de temporeros para trabajar en la recogida de la fruta

De este modo, desde el sábado han quedado restringidas las salidas de la ciudad de Lleida y otros 37 municipios de la comarca por motivos que no sean laborables. Tampoco se permiten las reuniones de más de 10 personas, ni las visitas a las residencias de mayores. No obstante, el transporte público mantiene sus servicios para garantizar la movilidad por motivos laborales y para prestar servicios básicos. Las multas por incumplir el confinamiento pueden ir de los 100 a los 600 euros, según ha recordado este domingo el conseller de Interior, Miquel Buch.

Además, el último recuento efectuado por el Departamento de Salud catalán y dado a conocer este domingo revela el importante alcance de este foco para la comunidad: la región sanitaria de Lleida ha contabilizado 140 de los 294 nuevos contagios declarados en el último día en toda Cataluña. La preocupación continúa, ya que las autoridades no descartan que este confinamiento dure más de 15 días e incluso haya que aislar en casa a sus miles de vecinos.

El rebrote de A Mariña supera los 100 contagios

Mientras la Generalitat confinaba perimetralmente El Segrià, la preocupación crecía ya el sábado en otra zona del país: A Mariña, en Lugo, veía cómo sus casos relacionados con un rebrote se disparaban a 85 positivos.

Ya este domingo, el foco siguió aumentando hasta contabilizar los 106 contagios, motivo más que suficiente para que el Ejecutivo gallego acordara aislar durante cinco días a toda esta comarca lucense, con 14 municipios y más de 70.000 habitantes.

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha comunicado este domingo la dura decisión a los alcaldes de los ayuntamientos afectados. La medida entra en vigor a las 00.00 horas de este lunes y se aplicará hasta el viernes, dos días antes de las elecciones gallegas. 

Durante este periodo se restringirá la movilidad al ayuntamiento de residencia, salvo motivos laborales u otros de fuerza mayor, y se limitarán los aforos y se reducen los horarios de apertura de los locales de hostelería de la comarca, que deberán cerrar a medianoche. También será obligatorio el uso de la mascarilla al aire libre, incluido en playas y piscinas.

La evaluación de estas medidas, que pretenden adelantarse "a un crecimiento exponencial" en la zona, será diaria, ha agregado el Ejecutivo autonómico.

El primero de los casos de A Mariña fue detectado el martes 23 de junio en el municipio de Xove, y desde entonces se han ido analizando y tomando muestras a todos los contactos de las personas que se han visto afectadas por el mismo.

La mayor parte de los registrados son casos leves, la edad media es de 35 años siendo 20 años "el número que más se repite", ha especificado Vázquez Almuiña, que ha asegurado que los afectados son asintomáticos en general o presentan manifestaciones clínicas leves. Respecto al origen de este brote, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apuntaba esta semana que se situaba en "dos o tres bares" de la zona del puerto de Burela, uno de los municipios de esta comarca afectada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento