Paloma Cuevas rompe su silencio tras su separación de Enrique Ponce

Paloma Cuevas en Marbella, en una imagen de 2019.
Paloma Cuevas en Marbella, en una imagen de 2019.
GTRES

La noticia llegaba por sorpresa esta semana: Paloma Cuevas y el torero Enrique Poncese separaban después de casi 24 años de matrimonio. Días después de que la revista Semana destapase en portada su ruptura, Cuevas ha ofrecido sus primeras declaraciones a Hola!.

Cuevas, de 47 años, ha indicado en una conversación telefónica que aunque pasa por un "momento muy difícil", se encuentra "serena, porque mi fe me permite estar tranquila, y serena porque la felicidad de mis hijas está por encima de todo", ha dicho.

Asimismo, Paloma Cuevas ha señalado a su familia como su máxima prioridad. "Ahora no me quiero preocupar por mí. Solo quiero que mis hijas y mis padres estén bien", ha asegurado a Hola!. Y añade: "Estoy en el campo, cuidando de ellos e intentando que esta situación les afecte lo menos posible. Quiero que la felicidad de mis hijas continúe como hasta ahora".

Si bien todavía no se han divorciado, ya que por ahora se trata de una separación, Cuevas ha tenido palabras amables para su expareja. "Jamás voy a hablar mal del padre de mis hijas. Nunca voy a decir nada negativo de él. Hemos tenido un matrimonio precioso durante 24 años, y un amor muy real, muy verdadero", ha apostillado.

En este sentido, Paloma Cuevas ha insistido en que ella y el torero se tendrán "el mismo cariño de siempre. Nos llevamos muy bien, y eso no va a cambiar... porque eso es imprescindible para que mis hijas sean felices", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento