Primeras retenciones en Madrid y Barcelona en el inicio de la operación verano

  • Esta operación verano es la más atípica en 60 años de historia de la DGT debido a la crisis del coronavirus.
  • La 'Operación Salida' del verano arranca con incertidumbre por el coronavirus pero con un amplio control en carretera
Tramo de la A-3 con retenciones.
Tramo de la A-3 con retenciones el viernes 3 de julio.
DGT

La primera operación salida del verano de la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzó a las 15.00 horas de este viernes con retenciones en las principales salidas de Barcelona y Madrid, así como con circulación irregular en carreteras de Cádiz, Sevilla y Valencia.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el estado de las carreteras, la provincia más afectada por el tráfico denso era Barcelona, con tramos de retenciones en la B-10 y la B-20 desde la capital catalana en sentido norte, y en la B-30 hacia el sur; la A-2 en Castellbisball en dirección a Lleida; la AP-7 en Santiga y Vallderiolf hacia Girona y en Mollet del Vallés hacia Granollers.

También había circulación condicionada en la B-22 en Castellbisbal, la C-17 en Can Pepet y La Casilla, la C-25 en Artes, la C-31 en Cubelles, la C-55 en Esparreguera, la B-224 en Martorell y la BV-1501 en Castellbisbal.

En cuanto a Madrid, había dificultades circulatorias en las principales salidas de la capital: la A-1 en El Molar, la A-2 en Torrejón de Ardoz, la A-3 en Rivas-Vaciamadrid, la A-4 en Pinto, la A-5 en Navalcarnero y la A-6 en Las Rozas de Madrid. Lo mismo ocurría en la M-506 a la altura de Fuenlabrada y tres tramos de la M-40 hacia la A-2 o la A-4.

Valencia también registró algunas retenciones en la A-3 en Riba-Roja de Turia y Quart de Poblet, la N-220 en Manises, la V-30 en Quart de Poblet y Xirivella, la V-31 en Catarroja y la CV-30 en Paterna. En Cádiz, había alguna congestión en la A-4 en Chiclana de la Frontera y en la A-7 en Los Barrios. Y en Sevilla había tráfico lento en cuatro tramos de la SE-30.

Una operación salida poco habitual

Esta operación verano es la más atípica en 60 años de historia de la DGT debido a la crisis del coronavirus, hasta el punto de que carece de una previsión de desplazamientos de largo recorrido para julio y agosto, tras los 91,1 millones registrados el año pasado, la cifra estival más alta desde al menos 2005.

El dispositivo de la DGT cuenta con cuatro operaciones especiales: primera salida (desde este viernes, 3 de julio, hasta el domingo 5 de julio), salida de agosto (viernes 31 de julio al domingo 2 de agosto), 15 de agosto (viernes 14 al domingo 16 de agosto) y retorno del verano (viernes 28 de agosto a lunes 31 de ese mes).

Para vigilar las carreteras, Tráfico dispone de 1.312 radares para controlar la velocidad (764 fijos, de ellos 80 de tramo, y 548 cinemómetros móviles), 12 helicópteros, 216 cámaras de control del cinturón de seguridad y el teléfono móvil, 11 drones, que reactivarán su actividad este viernes y tres de ellos tienen capacidad para denunciar, y 15 furgonetas camufladas.

Desde el Ministerio del Interior apuntan que las salidas por carretera van a ser más cortas y podrían incrementarse los desplazamientos hacia grandes núcleos urbanos en busca de actividades de ocio. Además, este verano hay un 20% menos de solicitudes deportivas que el año pasado y la mayor parte de las fiestas patronales se han suspendido, todo lo cual influirá en la circulación en las carreteras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento