Críticas a Paz Padilla por su entrevista a la madre de Miguel Frigenti: "Me imagino que tener tres hijos gays no es fácil"

Paz Padilla entrevista a la madre de Miguel Frigenti.
Paz Padilla entrevista a la madre de Miguel Frigenti.
MEDIASET

Paz Padilla recibió una oleada de críticas este jueves por su entrevista a la Marisa, la madre del tertuliano Miguel Frigenti, en Sálvame, donde intervino por vía telefónica para dar una sorpresa a su hijo, que se encontraba junto a sus dos hermanos mayores en el plató.

Y es que lo que empezó siendo una conversación inocente, se convirtió en un tema cargado de polémica en Twitter debido a los comentarios desafortunados de la presentadora sobre la orientación sexual del colaborador, quien habló en el neoreality recientemente sobre la discriminación que sufrió de pequeño. "Me pegaron en mi pueblo por pasear de la mano con mi novio", recordaba.

Tras recordar el duro testimonio, la gaditana se dirigió a la madre de Frigenti. "Cuando te enteras de que tu hijo ha sufrido tanto, ¿qué es lo que haces? ¿Vas al colegio? ¿Buscas responsables? ¿Por qué dices que te sientes culpable?", le preguntó, a lo que respondió: "En aquel momento no estuve lo cerca de mi hijo que tenía que haber estado. No fui consciente de por lo que estaba pasando".

Por ello, la conductora del programa de Telecinco pronunció la duda que desató el revuelo y por la que llegó a ser tachada de "ignorante": "Me imagino que tener tres hijos gays no es fácil, porque ya es complicada la educación de un hijo, ¿acudes a alguien? ¿Te informas? Explícame un poco porque me imagino que unos padres como ustedes, te habrás planteado miles de cosas".

De este modo, Marisa le contestó, muy rotunda, unas palabras que fueron aplaudidas entre los espectadores y en el plató: "No acudo a nadie, ni me informo porque para mí no ha sido difícil criar a mis hijos. El tema gay siento que está sobredimensionado. Es una opción, es su libertad en la vida elegir su felicidad. No pienso que ningún profesional me tuviera que preparar para nada".

La entrevistada, que padece espina bífida y va en silla de ruedas, también fue clara sobre la necesidad de actuar con respeto y libertad: "He tenido una cárcel toda mi vida, que ha sido la silla de ruedas. Me voy a morir en ella", dijo, a lo que añadió: "Pero la cárcel de mis hijos no era obligatoria. No tenían por qué vivir en una cárcel para gustar a los demás".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento