Bart Weetjens, con una de sus ratas
Bart Weetjens, en Tanzania, con una de sus ratas. (THE BOSTON GLOBE) THE BOSTON GLOBE

Repudiadas durante siglos por las numerosas enfermedades que transmiten, las ratas han cobrado una importancia inusitada en la lucha contra las minas y la tuberculosis en los últimos tiempos.

Creo que sería justo llamar a estos animales las 'ratas heroínas'

En Mozambique se usan
ejércitos de ratas que buscan minas antipersonas olvidadas tras la época colonialista y las guerras civiles del pasado siglo, mientras que en Tanzania aprovechan su olfato para detectar la tuberculosis en muestras de saliva, según publica The Boston Globe.

En lo que va de año, el equipo de 25 ratas especializadas en tuberculosis ha identificado 300 casos que no habían diagnosticado los médicos, salvando así la vida de los enfermos.

"Yo creo que sería justo llamar a estos animales las ratas heroínas", asegura Bart Weetjens, el belga responsable de estos proyectos.

Un equipo respetado

Esta escuadra de ratas, que al principio fue repudiada por muchos, se ha ganado el apoyo del Banco Mundial y los elogios de la ONU.

En las próximas fechas, pretenden exportar equipos de ratas a Angola, Congo y Zambia, para que sigan con su lucha contra las minas.