Los estudiantes, frente al edificio de la Universidad.
Los estudiantes, frente al edificio de la Universidad. MAICA LÓPEZ

Los cerca de 200 estudiantes que siguen encerrados, por quinto día consecutivo, en el edificio central de la Universidad de Barcelona (UB) para protestar contra la aplicación del plan de Bolonia quieren intensificar las mobilizaciones y extender el número de encierros de alumnos en otras universidades catalanas.

Hoy concluye el plazo que les dio el rector en funciones para mantener el encierro
Hoy lunes concluye el terminio que les concedió el rector en funciones de la UB, Josep Samitier, para abandonar el encierro pero los estudiantes han asegurado que lo mantendrán hasta que se realice un debate abierto en el que se discuta acerca del modelo universitario que quiere la sociedad civil.

También han pedido que se retiren los expedientes abiertos en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) el año pasado tras enfrentamientos entre estudiantes encerrados en una de las facultades y los Mossos d'Esquadra. 

Con estos argumentos, entregarán un documento al rectorado y anunciarán nuevas acciones reivindicativas, entre ellas nuevos encerros. Estarán localizados en el Campus Mundet y otras facultades de la UB así como la facultad de Ciencias Políticas y  Ciencias de la Comunicación de la UAB.

Precisamente allí, unos 150 estudiantes han ocupado la facultad de Letras. Ha sido hacia las ocho de la mañana y la acción ha obligado a suspender las clases. La facultad de Letras aglutina más de medio centenar de aulas.

Reuniones entre rectores y Generalitat

Todo ello, tras haber renunciado a hablar con Samitier, que ha intentado dialogar con ellos en dos ocasiones desde el jueves pasado, 20 de noviembre.

El propio rector en funciones ha señalado que no tiene demasiado sentido seguir manteniendo posiciones de fuerza cuando se va a iniciar una ronda de negociaciones con los rectores de la Universidad y la Generalitat para analizar las peticiones estudiantiles.