Vigilarán la maquinaria de las obras para reducir el ruido en la ciudad

  • Las obras públicas deberán certificar que no se pasan de lo permitido.
  • El centro de acústica ya puede revisar maquinas industriales.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID
El Ayuntamiento quiere tener listo a comienzos del próximo año un plan para reducir el ruido en la capital. Una de las medidas que incorporará será la vigilancia de las máquinas que intervienen en las distintas obras que contrata el consistorio. Con posterioridad es muy posible que también se amplíe a la obra privada.

En este control jugará un papel muy importante el centro de acústica municipal. Por él deberán pasar todas las máquinas que no presenten un certificado que confirme que no se supera el ruido máximo establecido por la normativa.

Para regularlo, la Concejalía de Medio Ambiente trabaja ya con la de Urbanismo para incluir esta condición en los pliegos de adjudicación de las obras municipales, explicó a 20 minutos el concejal de Medio Ambiente, Jesús Enríquez.

«Si tienen el certificado, perfecto, y si no deberán acudir al centro de acústica a una revisión», subrayó Enríquez, quien confirmó que será como una  ITV del ruido.

Esta posibilidad ha surgido después de que al centro de acústica le hayan concedido la certificación oficial para convertirse en laboratorio europeo de referencia en el  ruido. Esto significa que podrán revisar la maquinaría industrial y agrícola, algo que hasta ahora sólo podía hacerse en Tarragona.

Un año de vida

Desde que en enero de 2007 empezase a funcionar el  centro de acústica (ubicado en el Camino Viejo de Simancas), se han analizado sobre todo motocicletas, ya que son las que se escapan al  control de la ITV.

Muchos de los ciclomotores superan los 120 decibelios, cuando el límite para algunos está en 70 y la mayoría de los vehículos de este tipo no deberían superar en ningún momento los 80 decibelios.

106 vehículos denunciados en un año. Superaban el ruido permitido. 100 fueron ciclomotores, 5 motocicletas y un solo coche. Si la Policía cree que te pasas de ruido te  hace una primera prueba con un sonómetro portátil. Los que incumplen la norma han de acudir al centro de acústica.

58 lo arreglaron antes de ir al análisis en el centro de acústica, 28 no fueron y 20 superaron de nuevo el límite. De ellos, tres dieron positivo en ruidos en un segundo control.

Multas a 90 euros. Los que no superaron el control o no fueron deben pagar la sanción, que se suma a los 30 euros de tasa que hay que abonar por la revisión en el centro.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID

Mostrar comentarios

Códigos Descuento