El Ayuntamiento de Cáceres aparca el trasvase de Portaje y apuesta por mejorar el bombeo desde el Almonte al Guadiloba

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha reconocido que el Ayuntamiento da por aparcado el trasvase de Portaje, ya que "es una realidad" que "no va a salir adelante" y "hay que afrontarla". "Este proyecto no puede ser una excusa para seguir aplazando una solución definitiva al abastecimiento de agua", ha dicho el regidor, que ha anunciado que ahora se trabaja en un nuevo proyecto que consistirá en mejorar el sistema de bombeo desde el Almonte hasta el Guadiloba, el pantano que abastece a la ciudad.
El embalse del Guadiloba se encuentra en la peor situación desde hace veinte años
El embalse del Guadiloba se encuentra en la peor situación desde hace veinte años
PORCACERES_1

Así, ha anunciado que en "pocos años" estará operativa la "solución definitiva" al problema de abastecimiento de agua que sufre la ciudad, ya que se está incoando el expediente para la redacción del proyecto que asumirá la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). En él se plantea una bajada de la cota de bombeo a 180 (actualmente está en 194), para lo que se adentrará 6 kilómetros más en el embalse de Alcántara, desde donde está actualmente la toma de agua actual en el río Almonte.

Para ello se utilizarían unos 20 kilómetros de canalizaciones de las que se instalaron para el trasvase de Portaje, un proyecto fallido que se da ya por finiquitado. En este punto se valoran diferentes opciones, entre las que está desde conectar este trasvase al pantano Guadiloba, hasta conectarlo directamente a la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP).

"En cualquier caso esta solución sí nos permitiría casi definitivamente dejar de depender de la capacidad para coger agua del pantano de Guadiloba con todas las limitaciones que tiene y garantizar el suministro para varias generaciones de cacereños y cacereñas", ha dicho el alcalde este jueves en una rueda de prensa en la que se ha presentado una campaña para fomentar el ahorro de agua.

Salaya ha recordado que su Gobierno se comprometió hace un año "a dar un cambio de rumbo y una solución factible a corto plazo y que pueda aportar una solución definitiva para muchas generaciones". Para llevar a cabo este proyecto ha habido reuniones con la Confederación Hidrográfica del Tajo y con el Ministerio de Transición Ecológica y el alcalde espera que pueda ser una realidad "en pocos años".

Así, la solución que se plantea es la sustitución del sistema de bombeo de agua desde el río Almonte con un aumento de capacidad de bombeo que dará "una buena estabilidad" al pantano ya que ahora el bombeo es de 20.000 metros cúbicos al día, lo que es 12.000 menos que el consumo diario de la ciudad, mientras que con el nuevo proyecto se cubriría la totalidad del consumo de agua al día, lo que haría depender menos del pantano de Guadiloba que se abastecería diariamente con agua de la cola del embalse de Alcántara.

Otro de los proyectos que se barajaba como solución al abastecimiento de agua era uno presentado por un grupo de investigación de la Universidad de Extremadura (UEx) que consistía en encauzar arroyos y acuíferos para alimentar al Guadiloba pero Salaya ha dicho que, de momento, se apuesta por mejorar el sistema de bombeo del Almonte, aunque "ambos proyectos pueden ser complementarios".

"Trabajamos en una solución realista y factible para solucionar el abastecimiento de agua a corto y medio plazo", ha zanjado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento