El paro golpea en el peor junio desde 2008: 5.107 desempleados más y 3,8 millones en total

Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Jorge Paris

La deriva del mercado laboral sigue marcada por la crisis del coronavirus, y los datos de desempleo siguen en una mala tendencia, toda vez que la crisis sanitaria se ha controlado y España ya está en la llamada nueva normalidad. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 5.107 desempleados en junio (un 0,1%), su mayor repunte en un mes de junio desde 2008, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que ha destacado que estas cifras "profundizan en la tendencia de ralentización" del ritmo de crecimiento del desempleo que se inició en mayo.

Paro y afiliación en junio.
Paro y afiliación en junio.
Henar de Pedro

El incremento de junio ha sido cinco veces menor que el registrado en mayo y muy inferior a los de abril y marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar junio la cifra de 3,86 desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016. Trabajo ha explicado que en el aumento del desempleo registrado en junio ha repercutido, "de manera significativa", el grupo de demandantes sin empleo anterior. El 48% del total de estos demandantes, casi 15.000, se han registrado en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como "auxiliar planes de contingencia playas covid-19" que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito.

Las reacciones llegaron por parte del PP. "El paro sube en junio por primera vez desde 2008, un 28% más que hace un año. La Seguridad Social pierde en un año 893.360 afiliados. Hay 24.240 mujeres más en paro y los contratos indefinidos son solo el 9,9%", desarrolló Pablo Casado. "No se entiende el triunfalismo del Gobierno con estos pésimos datos", sentenció.

Por otro lado, la Seguridad Social ganó una media de 68.208 cotizantes respecto al mes de mayo, lo que situó el número total de ocupados en 18,62 millones de cotizantes. No obstante, si se atiende el dato de último día de mes (por tanto, no en valores medios), el sistema perdió 99.906 cotizantes entre el 1 y el 30 de junio, con una caída muy acusada el último día del mes (161.500 menos).

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha afirmado que los datos del mes de junio ponen de manifiesto que el país está "en la dirección adecuada" y que los mecanismos empleados "han funcionado".

"Hemos logrado contener la hemorragia", comentaron desde el ministerio de Trabajo tras conocer los datos, sobre todo con medidas como los ERTE. El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, expresó además que el Ejecutivo "tiene la intención" de dotar "de medios y efectivos" la plantilla del SEPE, que cuenta con 8.448 trabajadores y que, ha reconocido, "tiene un déficit estructural".

1,1 millones de personas han salido del ERTE

Desde que arrancó mayo han salido de ERTE 1,56 millones de afiliados al sistema. En junio, 1,17 millones de trabajadores han abandonado esta situación. De estos, 1,05 millones de trabajadores han abandonado en junio la situación de ERTE de fuerza mayor.

"Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas", afirma el Ministerio. Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, el paro ha subido en junio por primera vez desde 2008. Solo se han registrado ascensos en la serie histórica de junio: en 2008 (15.058 desempleados más) y ahora en 2020.

Variación del paro y la afiliación.
Variación del paro y la afiliación.
Henar de Pedro

El dato de paro de junio, al igual que ocurrió en marzo, abril y mayo, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia precisamente de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Trabajo ha informado además de que en mayo se alcanzó el nivel máximo de protección del SEPE, que dio cobertura a casi 6 millones de personas, con un total de 5,98 millones de prestaciones gestionadas.

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha señalado que los datos de paro y afiliación del mes de junio constatan la reactivación de autónomos y empresas tras meses de cese de actividad por el confinamiento.

En su perfil de Twitter, el presidente de la federación ha apuntado que los datos son "aceptables", aunque cree que "lamentablemente" la activación no viene acompañada por la demanda en muchas actividades.

Las mujeres, las más afectadas

Por sectores, solo la agricultura y el colectivo sin empleo anterior sumaron parados en junio. En el primer caso, la finalización de la campaña de la fruta elevó la cifra de parados de la agricultura en 25.342 desempleados (un 15,4% más), mientras que el colectivo sin empleo anterior sumó 30.781 desempleados (una subida de un 10,8%).

En cambio, la apertura gradual de establecimientos y el fin de las restricciones a la movilidad permitieron reducir el desempleo en el sector servicios en 27.319 desempleados, un 1% respecto al mes anterior. La construcción, por su parte, redujo su cifra de parados en 15.927 personas (un 5% menos) y la industria en 7.770 (una caída de un 2,4%).

Al igual que lo ocurrido en mayo, el paro subió en junio solamente entre las mujeres, con un aumento de 24.240 desempleadas respecto al mes anterior (un 1,1% más), mientras que bajó en 19.133 personas entre los varones (bajó un 1,1%). Así, al finalizar el sexto mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 2,21 millones y el de varones, en 1,64 millones.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años subió un 5,1% en junio, con 16.584 parados más que en mayo, mientras que el paro de las personas con 25 años y más descendió en 11.477 desempleados (un 0,3% menos).

El paro subió en junio en siete comunidades autónomas, especialmente en Comunidad Valenciana (16.729 parados más), Andalucía (11.009) y País Vasco (2.733), y bajó en las diez restantes, principalmente en Galicia (6.428 desempleados menos), Castilla-La Mancha (6.212) y Castilla y León (4.811).

La contratación se desploma

En cuanto a la contratación, en junio se realizaron 1,15 millones de contratos, un 42,3% menos que en el mismo mes de 2019, pero un 36,3% más en la comparativa con el mes anterior. Del total de contratos firmados en junio, 114.393 fueron indefinidos, el 9,8% del total, con un descenso del 34,3% respecto a junio del año pasado.

Dentro de los contratos indefinidos, los contratos a tiempo completo sumaron 66.593, un 35,7% menos que en el mismo mes de 2019, en tanto que los contratos indefinidos a tiempo parcial totalizaron 47.800, con un retroceso anual del 32,3%.

Del resto de contratos, más de 1,04 millones fueron contratos temporales, de los que el 25,8% fueron eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo y el 32,1% fueron de obra o servicio, también a tiempo completo. Por su parte, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial supusieron el 27,1%.

La Unión Sindical Obrera (USO) ha pedido al Gobierno extender los ERTEs hasta diciembre para que las empresas que aún no pueden volver a la normalidad tengan más tiempo para recuperarse. "Hay que ser conscientes de que es imprescindible sostener el empleo así hasta diciembre, para dar margen a quien quiera recuperarse y mantener a sus trabajadores. Las prisas y las incertidumbres destruirán más empleo", reiteró el sindicato en un comunicado.

Por su parte, la CEOE ha destacado la necesidad de impulsar planes sectoriales de reactivación de la actividad y el consumo, muy particularmente en el turismo, por su peso en la economía y el "efecto tractor" que ejerce en el resto de sectores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento