10 pueblos de Portugal con castillo que tienes que visitar

Castillo de Óbidos.
Castillo de Óbidos.
Wikipedia

Portugal es uno de los países que cuenta con numerosos pueblos en los que todavía se puede ser testigo de las civilizaciones que han pasado por el territorio, gracias a la buena conservación y a las obras de restauración que, actualmente, permiten acceder al interior de majestuosos castillos de diferentes estilos. 

Los pueblos que tienen castillo se encuentran desplegados por todo el mapa del país vecino, por lo que algunos de ellos se encuentran cercanos a Salamanca, Zamora, Galicia o Extremadura. 

10 pueblos con castillo

Lindoso es un pequeño pueblo portugués del concelho de Ponte da Barca. En él se ubica el Castillo de Lindoso, una edificación que sirvió como sistema defensivo durante los conflictos con el reino de Castilla y que aún conserva sus murallas. En el interior está la capilla, un horno, una torre del homenaje y un museo con dos exposiciones permanentes, tal y como indica la web de Turismo en Portugal

Ver esta publicación en Instagram

Lindoso Clouds

Una publicación compartida de Bruce Poole (@brucesspace) el

Monçao es otro pueblo que cuenta con castillo del mismo nombre, el cual data del año 1306, aunque fue ampliado en 1656. Todavía se conserva del castillo original dos de las puertas, algunas partes de la muralla medieval y la Torre de Lapela. 

Ver esta publicación en Instagram

#monção #minho #portugal #torredelapela #shotoniphone

Una publicación compartida de Miguel Morais (@miguelmorais645) el

Otro de los lugares con castillo que no hay que perderse es el que se encuentra en lo alto de la colina de Guimarães, al norte de Portugal. Este castillo, que se construyó en el siglo XI, posee siete torres. Se puede pasear por sus murallas y acceder a la escalera medieval hasta el torreón de la condesa Mumadona.

Castillo do Magriço es como se conoce a la edificación que se encuentra en el pueblo de Penedono. A casi mil metros de altitud, este castillo triangular corona este pueblo desde las alturas. A simple vista ya se nota una gran diferencia entre esta edificación y otros castillos portugueses. Fue reconstruido en el siglo XVI.

En el interior de las murallas de Bragança se puede descubrir el castillo del mismo nombre que la ciudad, que data de 1187. Fue restaurado en la década de 1930. Ensu interior se puede acceder a la visita del Museo Militar y, además, se pueden contemplar las maravillosas vistas desde la Torre del Homenaje. 

Considerado la edificación militar más importante del siglo XII, el castillo de Tomar se alza en esta ciudad y, en su interior, se puede contemplar el Convento de Cristo, un monumento reconocido como Patrimonio de la Humanidad. 

El Castillo de Óbidos se erigió durante la época de los romanos, pero su fortificación posterior es de origen árabe. Está sobre una colina y, una vez en manos de los cristianos, se ha reformado en varias ocasiones. De hecho, está adaptado y es la más lujosa pousada histórica de Portugal.

De origen árabe es el Castillo de Aljezur, concretamente, data del siglo X. Actualmente, se conservan sus murallas, del siglo XIV y dos torres a las que se puede acceder para contemplar unas maravillosas vistas sobre el pueblo, que pertenece a la zona del Algarve.

El Castillo de Castro Marim fue construido en el siglo XIII y se ubica en la región del Algarve, en la frontera con España. Fue la primera sede de la Orden de Cristo en el año 1319, hasta su traslado a la ya mencionada ciudad de Tomar en 1334.

El castillo mejor conservado de el Algarve es el Castillo de Silves, que también corona este pueblo desde lo alto de una colina. Es también de origen árabe, concretamente, data del siglo XI y desde su interior se puede disfrutar de unas fantásticas vistas sobre el pueblo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento