Carreras de ciencias de la salud e ingenierías, las titulaciones que mejores salidas ofrecen a sus estudiantes

Aula de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga.
Aula de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga.
UMA - Archivo

Tras superar la incertidumbre que la pandemia de COVID-19 ha generado en torno a la Selectividad en estos meses y después de los nervios propios del examen, los alumnos que se enfrenten a la Evau en estos días deberán afrontar otro gran reto: elegir una carrera. Para hacerlo, uno de los factores valorables son las salidas de cada titulación y, como líderes en empleabilidad, se destacan las Ciencias de la Salud y las Ingenierías.

Medicina, Podología, Óptica y optometría, Farmacia y Enfermería, que pertenecen al área de Salud, son las cinco titulaciones que ofrecen una mejor inserción a sus egresados, de acuerdo con el U-Ranking 2020, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y la Fundación BBVA. Tras ellas completan la clasificación hasta el puesto número 15 carreras vinculadas a las Ciencias de la Salud y la Ingeniería. 

En el extremo opuesto del ranking, como los estudios que menos salidas brindan a sus graduados, se encuentran Turismo, Gestión y Administración Pública, Bellas Artes, Criminología y Protocolo. A sus estudiantes no solo les cuesta más encontrar trabajo, sino que, cuando lo logran, es muchas veces en puestos de baja cualificación -no como universitarios- y peor remunerados. Por el contrario, en las titulaciones de cabeza el ajuste nivel formativo-empleo supera el 90% y los ingresos anuales pueden doblar los de las carreras del final de la tabla.

De hecho, las tasas de afiliación de las titulaciones en las primeras posiciones superan en más de 20 puntos porcentuales a las últimas. Asimismo, las bases de cotización de las carreras con mejor empleabilidad rebasan los 30.000 euros anuales, lo que dobla, en algunos casos, los ingresos de las del final.

Agrandar las diferencias

Si bien los datos ofrecidos por el informe pertenecen a 2018, los autores recalcan que "las dos ramas que mejores perfiles de inserción presentan –Ciencias de la Salud e Ingenierías- podrían ver reforzadas sus oportunidades de empleo como consecuencia de las mayores demandas relacionadas con la salud y la aceleración de los procesos de digitalización" surgidos en 2020 a raíz de la crisis sanitaria de COVID-19.

"En cambio, en otras ramas con mayores problemas de inserción podrían pesar más todavía las dificultades que padecen al combinarse con las derivadas de una fase baja del ciclo económico. De cualquier forma, para evaluar estas hipótesis habrá que esperar a que los datos permitan hacerlo", afirman los responsables del ranking.

La Pompeu Fabra, la mejor Universidad

La octava edición de este ranking analiza también 70 universidades y vuelve a posicionar a la Pompeu Fabra de Barcelona en el primer puesto de la clasificación global. Le siguen la Carlos III de Madrid, la Autónoma de Barcelona y las Politécnicas de Cataluña y de Valencia.

La primera universidad privada que aparece en el listado es la de Navarra, al mismo nivel que la Autónoma de Madrid, la de Cantabria, la de Barcelona y la Rovira y Virgili de Tarragona, que cierran el 'top 10'.

Si se consideran por separado dos grandes ámbitos de actividad, la docencia por un lado y la generación de conocimiento mediante la investigación y la innovación por otro, los resultados de los correspondientes rankings son muy diferentes. Así, los centros privados dominan en el primero y los públicos en el segundo

Las diez universidades que encabezan el ranking de investigación e innovación son todas públicas y la primera privada no aparece hasta el puesto 13. Una tendencia que se invierte al analizar el rendimiento docente, donde 9 centros privados dominan entre los 13 mejores.

Inserción laboral según la universidad

También en la inserción laboral las universidades privadas superan a las públicas, algo que ocurre en todas las ramas, excepto en Ciencias de la Salud. Las ventajas son importantes sobre todo en Ciencias Sociales y Jurídicas, especialización que atrae más alumnos y en la que los centros privados concentran el 62% de sus graduados. 

La diferencia también es importante a favor de los centros privados en Ingeniería y Arquitectura y en Artes y Humanidades, si bien esta última especialización pesa muy poco en estas universidades y su inserción es problemática en todas. 

Las ventajas en la inserción de las universidades privadas son, en general, mayores al año de la graduación, pero la diferencia se diluye con el paso del tiempo. Aun así, a los cuatro años, la diferencia es todavía de 4,5 puntos porcentuales.

El informe concluye que las claves del éxito en la empleabilidad de las privadas estriba en "una atención más personalizada a los egresados", al acompañarlos en la búsqueda de empleo, "unas redes de antiguos alumnos más densas y activas", y una concentración de la oferta en títulos "más empleables", al "no asumir la función de servicio público" de atender todas las ramas del conocimiento.

Además, apunta como otros motivos de esta diferencia a una concentración de la oferta privada en áreas geográficas más prósperas y a una extracción social más alta de las familias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento