Montero defiende el diálogo con la FEMP para permitir gastar el superávit ante las exigencias de alcaldes del PSOE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha reivindicado este martes el diálogo que mantiene el Gobierno con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para buscar una solución que permita a los ayuntamientos gastar el superávit, después de las últimas exigencias de varios alcaldes socialistas al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, entre ellos la del presidente de la institución municipalista y regidor de Vigo, Abel Caballero.

"Estamos trabajando con la FEMP para coordinarnos y que el dinero público se emplee de la mejor manera posible", ha contestado Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a una pregunta sobre la reivindicación que pusieron ayer sobre la mesa de la Ejecutiva Federal del PSOE los alcaldes de Vigo y Valladolid, Abel Caballero y Óscar Puente.

En concreto, el ministerio de Hacienda está estudiando la fórmula que permita a las entidades locales utilizar el superávit que han acumulado sin incurrir en déficit, ya que la ley no permite que cometan estos descubiertos.

La ministra portavoz, que ha evitado pronunciarse expresamente desde la tribuna de La Moncloa sobre esta exigencia de los alcaldes socialistas, ha recalcado el trabajo con la FEMP y ha alabado el papel de los ayuntamientos en el proceso de reactivación del país. Además ha llamado a trabajar para que esos ahorros se destinen en la activación del empleo y en ayudas sociales.

En este sentido, María Jesús Montero ha hecho referencia también a la labor del municipalismo en la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y ha pedido a los ayuntamientos iniciativas relativas a luchar contra el cambio climático y a impulsar el uso eficiente y la transformación digital.

SINGULARIDAD DE LOS CABILDOS CANARIOS

Asimismo, la ministra ha adelantado que mantendrá una reunión con los presidentes de los Cabildos canarios en paralelo a los encuentros que está teniendo con la FEMP habida cuenta de la singularidad del régimen fiscal del archipiélago para ahondar también en la cuestión del superávit.

La exigencia del superávit es una constante en el ámbito municipal en los últimos tiempos en los que los ayuntamientos, de todo color político, han ido acumulando ahorros en los últimos ocho años ochos cumplir estrictamente las reglas de estabilidad impuestas por el anterior Ejecutivo del PP en la crisis de 2012.

Precisamente el alcalde de Vigo y presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha incidido durante todo el estado de alarma en exigir al Gobierno que permita a las Entidades Locales utilizar los ahorros que han acumulado para paliar los efectos del coronavirus. En abril de este mismo año, el ministerio de Hacienda permitió a los ayuntamientos derivar el 20% de ese superávit a la pandemia del Covid-19.

No obstante, las Entidades Locales exigen al Ejecutivo central que les permita gastar todo el superávit y los remanentes que han generado años atrás para poder luchar contra los efectos negativos de la pandemia. "No hay mejor momento que ahora", apuntaban algunos miembros de la FEMP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento