El CESRM reclama un gran pacto para la recuperación entre los partidos y agentes sociales

El Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CESRM) considera que las actuales circunstancias exigen un "gran acuerdo de concertación" que establezca las bases para acelerar la vuelta a la senda de crecimiento económico, reforzar el bienestar y la cohesión social, y promover que la Región inicie una nueva senda de desarrollo.

En base a esos principios, el CESRM cree que se precisa un Pacto para la recuperación, "cualquiera que sea su denominación", a suscribir por las organizaciones políticas y los agentes sociales, y con la participación de todas las organizaciones y entidades de representación durante su configuración.

Así aparece recogido en la Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de la Región de Murcia 2019 que ha aprobado este martes por unanimidad el Pleno del CESRM y cuyas conclusiones serán elevadas al Gobierno regional.

El CESRM ha presentado este informe, precisamente, cuando la sociedad "empieza a recuperarse gradualmente de los gravísimos efectos causados por la crisis derivada de la COVID-19, y con la amenaza, a la espera de una vacuna, de que surjan en los próximos meses rebrotes que obliguen a retroceder en parte del estilo de vida ya recuperado".

En este sentido, el CESRM remarca que todos los estudios que estiman su impacto en la economía regional en 2020 coinciden en que su gravedad será "excepcional, de una magnitud inédita desde la guerra civil". En concreto, "traerá consigo un profundo desplome del PIB, un enorme aumento del número de desempleados, y un gran crecimiento del déficit público y del endeudamiento". El CESRM remarca que estos estudios no prevén la recuperación de los niveles económicos previos a la pandemia antes de 2022.

A este respecto, el Consejo ha emitido una serie de propuestas y ha reclamado "el esfuerzo todos los grupos sociales", así como "anteponer el bienestar común sobre los cortoplacistas que buscan rentabilidad electoral inmediata".

Frente a ello, el Consejo considera preciso mantener las actuaciones orientadas al control de la pandemia, a sostener el sistema sanitario con los recursos materiales y humanos precisos para responder con inmediatez ante eventuales nuevos brotes.

Asimismo, reclama mejorar los recursos del sistema público de servicios sociales, reforzar el control de los centros privados de atención a las personas mayores y fortalecer la coordinación entre los servicios sanitarios y sociales.

Además, a la vista del enorme impacto de la pandemia en la vida y la salud de las personas mayores internadas en residencias, cree que se debe abordar con urgencia la revisión de la normativa reguladora de estos recursos asistenciales.

Igualmente, insta a adoptar medidas para corregir la brecha digital, especialmente en los hogares más desfavorecidos, y con el objetivo de garantizar su acceso a medios tecnológicos para que los estudiantes de estos hogares puedan seguir la enseñanza por medios digitales; y potenciar las actuaciones para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral y elaborar un plan de contingencia.

REVISIÓN DE LOS TRIBUTOS

El CESRM, que no ve descartable una ampliación adicional de los ERTE, también ve acertado reorientar el programa de empleo público local previsto para el año 2020 para acrecentar los recursos dedicados a esta acción; así como la dotación de un fondo extraordinario municipal para la realización de inversiones productivas que favorezcan la economía local; o bien el impulso presupuestario del Plan de Obras y Servicios.

También considera acertado que se facilite a los ayuntamientos quelo hayan generado la utilización del remanente de tesorería para atender el aumento del gasto derivado de la pandemia; y dotar a los consistorios de un fondo no reembolsable para el impulso y la recuperación económica.

En la Memoria, el CESRM también cree que "habría sido conveniente" que el Gobierno estatal y los autonómicos "hubiesen llevado a cabo un mayor esfuerzo para encontrar posiciones comunes en los criterios de reparto" del fondo no reembolsable de 16.000 millones.

A este respecto, el Consejo recuerda la infrafinanciación de la Comunidad de Murcia y la necesidad de cambiar el modelo. Para ello, cree que se requerirá la gradual supresión de la cláusula del statu quo, causa principal de la disparidad e incluir la cuantificación de la deuda pública generada por la infrafinanciación acumulada.

A este respecto, insta a tomar medidas para combatir la economía sumergida y a valorar cómo generar más ingresos y mejorar la capacidad recaudatoria de la hacienda regional, ya que "existen posibilidades para ello en materia medioambiental, reforzando la progresividad en impuestos que no graven los costes de producción".

Como aprendizaje de la pandemia, el CESRM también ha aconsejado desarrollar un sistema de I+D+i "potente", así como impulsar la digitalización en la relación personal y laboral, creando una estrategia regional en este sentido y haciendo hincapié también en incorporar medios telemáticos en el ámbito formativo y de la educación.

RECUPERACIÓN AMBIENTAL DEL MAR MENOR

Para acelerar el desarrollo socioeconómico de la Región, el CESRM considera también imprescindible abordar problemas estructurales como la recuperación ambiental del Mar Menor y asegurar la dotación suficiente de recursos hídricos para el regadío.

Respecto al Mar Menor, el CESRM lamenta que los resultados hasta ahora "no han sido satisfactorios" y la situación "no es sostenible". Para abordarlo, estima "imprescindible" recuperar el diálogo entre las administraciones, incluida la local y los sectores y vecinos afectados, para concertar las medidas adecuadas y la financiación necesaria para ello, partiendo de las propuestas de los organismos científicos.

"En su caso, se dijo, pudiera conllevar el cumplimiento de determinadas obligaciones o restricciones a las explotaciones agrarias, bien por proximidad, bien por la imposibilidad de efectuar algunas prácticas de cultivo", según el CESRM, que recuerda que el Decreto-Ley 2/2019 introduce limitaciones de ese tipo. A su juicio, deberían valorarse sus resultados, como mínimo, con una periodicidad semestral.

En cuanto a los recursos hídricos, lamenta que "no ha habido avances y la amenaza persiste, por lo que se hace preciso impulsar el diálogo entre el gobierno central y las administraciones regionales afectadas para definir un marco regulatorio estable".

Ha subrayado la importancia de que no haya recortes en las inversiones en proceso de ejecución, como en las redes viaria y ferroviaria, proyectos de gran calado para la potenciación del puerto de Cartagena y el nuevo aeropuerto en fase de consolidación. Al contrario, apuesta por incrementar la inversión pública en estas áreas.

El CESRM advierte que el turismo será la rama económica "más deteriorada y, probablemente también la de más lenta recuperación". Más allá de posibles medidas a corto plazo para su recuperación, con el fin de atajar sus problemas estructurales, apuesta por potenciar las actividades turísticas, ampliar la oferta hotelera y combatir la estacionalidad.

El CESRM también llama la atención sobre la elevada incidencia de la pobreza y la exclusión social en la Región, que ocupa la cuarta posición entre las comunidades con un mayor porcentaje de población en esa situación, lo que considera "muy alarmante". Frente a ello, estima que la reducción de la precariedad laboral, así como el incremento del gastoeducativo y en I+D+i, "deberían ser metas preferentes".

Por último, subraya que preocupa la evolución reciente de la esperanza de viday de los años de vida saludable, porque se observa un retroceso en ambos indicadores desde 2014. Frente a ello, insta a mejorar sustancialmente la atención deparada a los mayores dependientes..

Mostrar comentarios

Códigos Descuento