El Hospital Clínico incorpora por primera vez en Aragón un nuevo implante para tratar el glaucoma

El Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa ha incorporado a la cartera de Servicios de la Unidad de Glaucoma, por primera vez en Aragón, una técnica de implante sencilla, mínimamente invasiva, altamente eficaz y con un bajo índice de complicaciones. Se trata del iStent, un stent microscópico eficaz en pacientes que necesitan reducir la presión intraocular, tanto implantado de forma aislada como combinado con la cirugía de cataratas.

Desde el mes de mayo, cuando se pone en marcha, los doctores Pérez, Martínez e Ibáñez han intervenido 11 pacientes, con resultados muy prometedores en todos ellos. Se estima que, a lo largo del 2020, más de 70 pacientes afectos de glaucoma puedan ser intervenidos en el Hospital Clínico con esta novedosa técnica, que complementa a la canaloplastia, técnica que se inició hace un par de años y para la que el Hospital Clínico es centro de referencia.

Este stent es el dispositivo más pequeño jamás implantado en el cuerpo humano, proporcionando control sobre la presión intraocular (PIO) y reduciendo el número de medicamentos hipotensores necesarios. Es una cirugía segura con una recuperación rápida. Debido a que el iStent es extremadamente pequeño y se implanta dentro del ojo, los pacientes no pueden verlo ni sentirlo.

Diferentes estudios han demostrado que esta intervención tiene un alto grado de eficacia y un nivel de seguridad superior a otras cirugías glaucomatosas, especialmente aquellas que requieren perforar el ojo y que conllevan mayor riesgo de complicaciones como la hipotensión, inflamación o hemorragias.

Está indicada para reducir de forma segura y eficaz la presión intraocular en pacientes diagnosticados con glaucoma de ángulo abierto, glaucoma pseudoexfoliativo o glaucoma pigmentario, como procedimiento aislado, o bien junto a la cirugía de cataratas como procedimiento combinado, en pacientes que necesitan reducir la presión intraocular.

FUNCIONAMIENTO

El iStent está diseñado para crear un puente entre la parte frontal del ojo y su vía de drenaje, incrementando el flujo de fluido y mejorando el drenaje natural del globo ocular, ayudando de esta manera a controlar la presión intraocular elevada en ojos con glaucoma.

Aporta varias ventajas ya que es una cirugía más fisiológica y sencilla, y produce una menor inflamación postoperatoria, reduce la necesidad de controles durante el postoperatorio y tiene una tasa de complicaciones menor.

Al ser una técnica mínimamente invasiva, no requiere la formación de una ampolla de filtración, lo cual reduce los riesgos de infección y posibilita una rehabilitación mucho más rápida. Con este método se consigue una reducción de la PIO alrededor de un 25 a un 30 por ciento, ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

EL GLAUCOMA

El glaucoma pertenece a un grupo de enfermedades que tienen en común un daño del nervio óptico que ocasiona pérdida visual, siendo el principal factor de riesgo el aumento de la presión intraocular (PIO).

Constituye la primera causa de ceguera irreversible en la población en edad laboral, padeciéndolo más de 60 millones de personas en todo el mundo, más de la mitad de los cuales desconocen que la sufren.

Cuando la hipertensión ocular no se puede controlar con medicamentos o láser, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. En los últimos años, a la cirugía tradicional se le ha sumado un nuevo grupo de dispositivos que amplían notablemente las opciones terapéuticas. Este conjunto de dispositivos ha recibido el nombre de cirugía de glaucoma mínimamente invasiva (MIGS), la cual se realiza mediante implantes, entre ellos el iStent.

Todas las intervenciones de glaucoma persiguen el mismo objetivo que es reducir la presión intraocular y el número de complicaciones. La idea de estos implantes es intentar inducir el mínimo traumatismo quirúrgico manteniendo la anatomía del ojo y lograr una recuperación más rápida del paciente.

En glaucomas leves o moderados, la cirugía de glaucoma mínimamente invasiva (MIGS) puede reducir, o incluso eliminar, la necesidad de colirios para su tratamiento. En casos más avanzados, puede ser necesario asociar esta cirugía a los medicamentos antiglaucomatosos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento